16 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Toda tu vida estuviste defecando de la forma incorrecta, según este libro

Según la doctora Giulia Enders, sentarse a hacer caca es malo para la salud y aquí te explicamos en qué basa su teoría

Toda tu vida estuviste defecando de la forma incorrecta, según este libro (Gerald Von Foris/ Publimetro Francia)

Publimetro Francia. ELODIE NOEL

Te costó tiempo aprender a utilizar el baño, para que ahora una microbióloga alemana esté a punto de decirte que lo has estado haciendo mal. Giulia Enders, autora del libro “Intestino: La historia interna del órgano más subestimado de nuestro cuerpo”, tiene algunas cosas inquietantes que decir sobre la defecación: sentarse a hacer caca es malo para la salud.

Es posible que te burles, pero hacerlo en cuclillas es el camino a seguir, según la especialista. Este es solo uno de los datos que da esta doctora, a la que le encanta hablar de escatología y que tiene al público fascinado con su libro, que ya es un éxito de ventas. Desde el Instituto de Microbiología de Frankfurt nos muestra lo que debemos saber sobre la digestión y la descarga fecal.

“Hay un músculo que va alrededor de la parte final del colon que crea una torcedura, y que hace que defecar sea más difícil cuando se está sentado o de pie”, explica Enders. Hay, sin embargo, una solución fácil a este problema, que puede salvarte de tener que construir un inodoro en cuclillas (la posición correcta).

“Es más fácil poner una silla pequeña frente a tu inodoro. Entonces, subes los pies a la silla para que puedas defecar en una especie de posición de cuclillas”, aconseja.

Un estudio japonés mostró a través de rayos X que defecar en cuclillas conduce a un tracto intestinal recto, haciendo de la evacuación un proceso agradable y fácil.

Sentarse, por otro lado, crea demasiada presión en el extremo de la tripa. “Puede *conducir a las hemorroides, diverticulitis y el estreñimiento*”, añade Enders.

¿Por qué las heces huelen mal?
La doctora Enders da la respuesta en su libro: “El olor, por lo general, proviene de las bacterias, ya sea de las que vienen de nuestro propio cuerpo o del medio ambiente. Lo que huelen mal son las bacterias. En el final de tu intestino grueso residen la mayoría de las bacterias y el olor de tu caca puede cambiar mucho dependiendo de lo que comas. Una comida a base de carne, seguramente, promoverá un olor más fuerte que una comida a base de plantas”

Tags

Ir a portada