16 de octubre de 2018
Redacción Publimetro |

'El rico chisme de cada día', por Zendy Manzaneda Cipriani

“Al compartir una información que no la tienen todos, los chismosos o chismosas, estamos estrechando lazos sociales…”

'El rico chisme de cada día', por Zendy Manzaneda Cipriani (Foto referencial: Shutterstock)

A todos y a todas nos gusta el chisme, es una característica de los seres humanos. No conozco y creo que nunca conoceré a alguien que de verdad no le interese escuchar una buena historia, es decir un buen chisme. Jóvenes y viejos, varones y mujeres, pobres y ricos, a todos nos encanta contar o escuchar algo sobre los demás.

Los chismes no son otra cosa que esos comentarios, que pueden ser negativos o positivos, sobre alguien que no está presente. Normalmente la información que se está transfiriendo debería quedarse en el ámbito de la intimidad del aludido. No debería salir de ese ámbito y esa es quizá una de las razones por las cuáles nos gusta tanto el chisme. Al compartir una información que no la tienen todos, los chismosos o chismosas, estamos estrechando lazos sociales.

Sí, tal como lo lees, y te lo explico. No le cuentas un chisme a un desconocido o a una persona a la que no le tienes confianza. Cuando le cuentas un chisme a alguien o por el contrario, alguien te confía dicha información, lo que están haciendo es confirmar que los dos, tres o quizá más personas, son dignas de confianza, dignas de una amistad. No hay otra cosa que permita conformar grupos solidos de amigos y amigas como los chismes.

Según un artículo de la revista Semana, un grupo de científicos ha descubierto que el chisme es tan antiguo como los seres humanos. Al parecer el chisme ya cumplía, entre los primeros hombres, la función social de cohesionar los grupos. En las primeras tribus los integrantes se contaban todo, de esa forma podían saber en quién confiar e identificar amenazas. Así es como se apoyaban entre sí y se brindaban respaldo. Claro que con tanto intercambio de información también debían de contarse las cosas negativas de los demás.

El chisme, me imagino, les permitió a los primeros hombres poder mirarse a la cara, escucharse, hacerse preguntas, hablar despacito, es decir socializar. Siento que hasta ahora tiene ese efecto. Cuando en un grupo alguien dice: “no sabes lo que me he enterado”. Todos dejan de hacer lo que está haciendo para parar las orejas.

Sin embargo, debemos especificar que hay chismes y chismes. Yo los dividiría en positivos y negativos. No voy a negar que todos los chismes tienen una cierta carga de maledicencia, pero los chismes negativos tienen solo la intención de hacer daño, no se quedan en el intercambio de información, van más allá y su única función es hacer que el aludido quede mal, aunque se apele a la mentira. También es necesario aclarar que los chismosos positivos siempre tienden a exagerar un poco las cosas para hacer más divertido el relato. El chismoso negativo es capaz de soltar solo mentiras.

¿Cómo reconocer un chismoso positivo de uno negativo? Es simple, todo está en la intención, cómo lo cuenta. El positivo solo quiere divertirse, incluso en su chisme siempre deja bien parado al aludido o aludida. En cambio el chismoso negativo solo dice cosas negativas, no hay compasión, ni buenos deseos, solo maldad.

En suma, los chismes no solo nos otorgan un espíritu tribal de grupo. Nos permiten, además, humanizar a aquellas personas que admiramos, al constatar que también se equivocan o sufren de los mismo problemas que nosotros.

A estas alturas solo me queda decir: quién no haya soltado un chisme alguna vez, que tire la primera piedra.

Sobre la autora

Soy Zendy Manzaneda Cipriani, tengo un MBA de la UP y un Máster en Comunicación en Barcelona. Además, soy catedrática y gerente de marketing de una empresa trasnacional. Hace poco publiqué una novela titulada “las pecadoras también vamos al cielo”.

“NOTAS RELACIONADAS”

‘Discutir sin hacerse daño’, por Zendy Manzaneda Cipriani

Sobrina del cardenal Cipriani presenta ‘Las pecadoras también vamos al cielo’

Mario Vargas Llosa será el invitado de honor a la FIL Lima 2019

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada