20 de abril de 2019
Redacción Publimetro |

'Regalos de la selva', por Milagros Agurto

La naturaleza no solo nos brinda color, armonía y belleza, sino también mucho bienestar. Aquí dos deliciosos ejemplos: el camu-camu y el aguaje.

'Regalos de la selva', por Milagros Agurto El camu-camu aporta potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, manganeso y cobre. (Foto: Difusión)

Milagros Agurto
Nutricionista y coach

Si tuviera que escribir sobre frutas, hay dos que me encantaron desde que las probé, más o menos hacia finales de la década del setenta. Son un regalo de la selva del Perú: el camu-camu y el aguaje, dos delicias que aportan mucho a la alimentación.

El camu-camu

El camu-camu, cuyo nombre científico es Myrciaria dubia, es un fruto pequeño, redondo y de color rojizo cuando está maduro. Su mayor valor radica en la gran concentración que tiene de vitamina C (ácido ascórbico), potente antioxidante que puede ayudar a proteger las células del daño oxidativo (o del oxígeno). Pero no solo es eso. El camu-camu también tiene otros compuestos bioactivos que son los carotenoides, otros antioxidantes y vitaminas; estas sustancias activas son del tipo de los flavonoides, antiocianinas y taninos como el ácido elágico, la quercetina, la miricetina, entre muchos que pueden ayudar a prevenir algunas enfermedades relacionadas con el estilo de vida actual, es decir, es un aliado contra las enfermedades cardiovasculares, la obesidad, etc.. En cuanto a minerales, el camu-camu aporta potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, manganeso y cobre, importantes todos para el buen funcionamiento del cuerpo.

Algunos estudios que se han hecho sobre el camu-camu y sus efectos en la salud no solo indican que es un potente antioxidante, sino que puede tener propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y de protección y generación celular. Otros estudios de gran interés son aquellos que se están haciendo sobre el exceso de peso, la diabetes y el control de los niveles de insulina, las grasas en la sangre, solo por citar algunos.

¿Para qué sirve la vitamina C? Además de ser un potente antioxidante, esta vitamina interviene en la formación del colágeno, que es una proteína estructural en la formación y fortalecimiento de huesos, músculos, tendones, piel, ligamentos, dientes y encías y vasos sanguíneos. A su vez, ayuda a la cicatrización de heridas, a absorber el hierro de origen vegetal, estimula el sistema de defensa, etc. Debemos recordar que la C es una de las vitaminas más difíciles de cubrir, por lo debe consumirse diariamente ya que el cuerpo no la produce y no la almacena.

El aguaje


Este fruto maravilloso es muy rico en grasa, como la palta o la aceituna. 100 gramos de aguaje aportan unos 25 g de grasa y 18 g de carbohidratos. Aparte, es una buena fuente de vitamina A y vitamina E. Esta deliciosa fruta de la selva también aporta minerales como el potasio, magnesio y sodio y, en menor cantidad, hierro y calcio.

Como es una buena fuente de grasa, toca explicar qué calidad de grasa es la que aporta el aguaje y cuan buena puede ser para nuestra salud. De hecho, tiene un alto contenido de ácidos grasos insaturados, que son conocidos como las grasas buenas, de las cuales las que más destacan son las del tipo de las monoinsaturadas (las que tienen la palta, el aceite de oliva o el maní). Este tipo de grasa es la que se considera buena para el corazón. De los 25 gramos que aporta de grasas el aguaje, el 76% son monoinsaturadas. También tiene un aporte de ácidos grasos poliinsaturados, que son los de cadena larga con funciones importantes para el crecimiento, la piel, etc.

Sobre los antioxidantes que aporta, tiene carotenoides entre los que destacan los beta-carotenos y la luteína (bien conocida por ser un antioxidante bueno para la visión). Además, tiene otros principios activos como los fitoesteroles, que podrían ayudar a reducir la absorción del colesterol, y compuestos fenólicos como las catequinas, ácido caféico y ácido clorogénico, que están siendo estudiados por actuar como un agente reductor del riesgo de aterosclerosis, ayudar a la reducción de peso y ser anticancerígenos.

Bien decían los antiguos sanadores que la salud está en la naturaleza. Deberíamos aprovechar estos alimentos para consumirlos de manera natural, en la tendencia “slow food” o de cualquier manera que puedan llegar a nuestra mesa.

La idea es que camu-camu y aguaje estén dentro de nuestra alimentación. Lo que sí debo aclarar es que no solo por comer estos alimentos no vamos a enfermar. La idea es añadirlos a una dieta adecuada, ejercicios diarios y una buena actitud. El paquete es completo y si la naturaleza nos regala tanta salud, también nos toca hacer nuestra tarea.

Poderoso camu-camu

100 gramos de camu-camu aportan 2.780 mg de vitamina C. – 58 veces más vitamina C que 100 gramos de papaya, que aportan 47.70 mg. – 62 veces más vitamina C que 100 gramos de jugo de limón, que aportan 44.20 mg, – 66 veces más vitamina C que 100 gramos de jugo de naranja, que aportan 42.00 mg.
Fuente: Tabla de Composición de alimentos peruanos (2018)

Aguaje de vida

100 gramos de aguaje aportan:

- 1.4 veces más vitamina A que 100 gramos de camote amarillo, que aportan 517 ug. – 2.4 veces más vitamina A que la lúcuma, que aporta 292 ug.
Fuente: tabla de composición química de los alimentos peruanos (2018)

NOTAS RELACIONADAS

‘Cuando queremos, podemos’, por Milagros Agurto

‘Maravillosus Cerealis: la avena’, por Milagros Agurto

‘Gordorexia recargada (parte 2)’, por Milagros Agurto

‘De corazón a corazón’, por Milagros Agurto

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada