13 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Por qué tardamos en orinar cuando hay personas en el baño?

Te compartimos dos explicaciones sobre este fenómeno de la naturaleza cuando queremos algo de privacidad.

¿Por qué tardamos en orinar cuando hay personas en el baño? (Foto: Shutterstock)

Orinar es fácil, lo difícil es hacerlo frente a otras personas. Aunque no lo creas, esta situación fue analizada por diferentes investigadores del siglo XX. A continuación compartimos dos argumentos científicos sobre por qué es difícil orinar ante la presencia de otras personas.

Una explicación es la paruresis (o Síndrome de la Vejiga Tímida), que consiste en la dificultad o imposibilidad de orinar ante situaciones en las que otras personas están presentes o pudieran aparecer (ocurre usualmente en baños públicos). Se calcula que solo un 5% de la población sufre de este trastorno de la micción.

La segunda explicación fue analizada por el psicólogo Dennis Middlemist en su estudio ‘Personal Space Invasions in the Lavatory: Suggestive Evidence for Arousal’. La investigación requirió de tres urinarios de pie del campus de la Universidad de Wisconsin para recrear tres escenarios en los que la privacidad se vería afectada.


Recreación de la distribución de urinarios en el experimento

Las situaciones fueron las siguientes:

1) El sujeto de prueba orina junto al colaborador de la investigación colocando un cartel de “fuera de servicio” en alguno de los dos urinarios en el extremo. La idea es forzar a que ambas personas orinen ‘pegadas’.

2) Ambas personas orinan separadas colocando el cartel en el urinal central.

3) El sujeto de prueba origina completamente solo en el baño.

Los datos recopilados por Middlemist señalan que si el sujeto estaba junto a otra persona (su colaborador), le había llevado un promedio de 8,4 segundos para que el músculo del esfínter del sujeto se “relajase”. Esto suponía casi el doble del tiempo que cuando los sujetos estaban solos. Pero cuando ambas personas orinaban con un urinario de distancia se tomaban 6,2 segundos en miccionar.

En cuanto al tiempo que en realidad estuvieron orinando, los resultados mostraron que 23,4 segundos para los que estaban solos frente a los 17,4 segundos que estaban “pegados” al colaborador.

“Los urinarios públicos producen a sus usuarios cambios fisiológicos asociados a la excitación (no sexual), lo que provoca un retraso en el inicio de la micción, entre 4 y 8 segundos, y una disminución en la duración de la misma, en cualquier caso varía dependiendo de la proximidad física de otro sujeto”, explicó Middlemist.

YouTube: futbolista no resistió y se orinó en pleno campo de juego

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada