15 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Qué alimentos pueden ayudarte a dormir mejor

Compartimos la columna semanal de la entrenadora física Vanna Pedraglio.

Qué alimentos pueden ayudarte a dormir mejor (Foto: Shutterstock)

Hoy en día vivimos corriendo de un lado para otro, llevándonos la vida por delante e intentando cumplir con todas nuestras responsabilidades cotidianas. Eso nos lleva muchas veces a tener una alimentación inadecuada o poco nutritiva, al cansancio y el estrés, que más de una vez por día tratamos de combatir con café o bebidas estimulantes.

Pues todas estas cosas se suman para tener como una de sus consecuencias el insomnio, un problema común en la actualidad. No conciliar el sueño con facilidad o dormir pocas horas puede convertirse a la larga en estrés crónico.

Si nos centramos en información sobre el sueño y el metabolismo, la privación del buen dormir está relacionada con diversos cambios en nuestra actividad metabólica. Para empezar, aumenta el nivel del cortisol, una hormona implicada en la respuesta al estrés. En la sangre, la respuesta inmune se ve afectada, disminuyendo en el organismo la capacidad de procesar la glucosa y alterando el control del apetito.

En varios estudios se ha observado que existe relación entre la corta duración habitual del sueño y el aumento del IMC (índice de masa corporal o aumento de peso según nuestra talla). Esta relación se ha asociado a cambios en las hormonas que controlan el hambre. Por ejemplo, los niveles de leptina (hormona reductora del apetito) llegan a ser más bajos de lo normal, mientras los niveles de la grelina (hormona estimulante del apetito) pueden llegar a ser más altos. Eso se ha observado en casos de personas con menos de 7 horas diarias de sueño. Por ello, no dormir lo suficiente puede ser un factor de riesgo importante de padecer obesidad.

La alimentación es también un factor importante –y por muchos desconocido– para ayudarnos a conciliar el sueño. Por eso, aquí te cuento de una serie de alimentos que sorprendentemente podrían ayudar a mejorar la calidad de tu sueño.

Entre ellos tenemos al salmón. Un buen plato de este pescado te brindará la dosis necesaria de ácidos grasos omega-3, los cuales reducen el estrés y las inflamaciones en el cuerpo. Además contiene vitamina B6, importante para la producción de una hormona natural, la melatonina, que se encarga de regular nuestro reloj biológico.

Tenemos también al plátano, una fruta rica en potasio que ayuda, como ya sabemos, a prevenir los calambres nocturnos en las piernas. Proporciona también magnesio, que relaja los músculos, promueve la circulación y la buena digestión. El magnesio es un mineral esencial para relajar el cuerpo y ayudarnos a conciliar el sueño. Así que, si tienes ganas de un postrecito nocturno, no temas, el plátano puede ser una excelente opción en trozos o, por ejemplo, en un batido con hielito y yogurt griego.

El camote, como el plátano, es también una excelente fuente de potasio que relaja el sistema nervioso y nuestra musculatura. Por su parte, las almendras contienen magnesio, cuyas bondades ya hemos visto. Proporcionan también proteínas y fibra, las cuales nos permiten mantener un nivel de azúcar ideal en la sangre, dando la sensación de saciedad y combatiendo, por lo mismo, la ansiedad y el estrés antes de dormir. Consumir un puñado de almendras calmará tus ansias y podrás relajarte antes de acostarte.

Muchas veces son las historias o los recuerdos lejanos los que nos hacen recuperar los remedios caseros de la abuela. Más de uno habrá quedado a cargo de la abuela de niño, sin noche que no hayamos bebido el famoso vaso de leche tibia antes de dormir. Bueno, no era puro engreimiento, hay una razón detrás. La leche ayuda a mantener el ciclo de sueño-vigilia, ya que ayuda a la producción de la ya mencionada melatonina. Si eres intolerante a la lactosa o has decidido no beber lácteos, la leche de soya puede ser una gran alternativa. Los productos derivados de la soya ayudan a conciliar también el sueño y de manera más rápida y más profunda.

Con esta información, espero que tomes conciencia de la importancia del sueño y el descanso. Como momento en el que nuestro cuerpo se regenera y se reconstruye, es tan importante como la dieta o el ejercicio. Nos brinda equilibrio mental y fisiológico. ¡Dormir bien es muy importante!

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada