25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Pueden los juguetes ser malos?

Pasada la Navidad, ya los niños deben estar jugando con sus nuevos regalos. ¿Hay que tener cuidado con algunos de ellos?

¿Pueden los juguetes ser malos? (Foto: Shutterstock)

Por Daniel Casillas
Por Metro World News

Ya Papá Noel depositó su cargamento de regalos. Ahora, los especialistas quieren hacerle entender a los padres que esos juguetes –no solo por Navidad –, son un componente integral en el apoyo del desarrollo de todo niño.

Sin embargo, algunos juguetes han sido acusados de no poner a los niños en el camino correcto. Este año, la tienda de juguetes Toys ‘R’ Us retiró las figuras de acción de la serie de televisión Breaking Bad a raíz de una petición firmada por varios padres de familia, cancelando la venta de las muñecos de traficantes de drogas. Aaron Paul, protagonista de la exitosa serie de AMC, tuiteó muy molesto: “ToysRUs sacó todas las figuras de Breaking Bad de sus estantes y todavía vende Barbies? Hmmmm … Me pregunto, ¿qué es más dañino?”.

De hecho, las muñecas icónicas de Mattel han sido criticadas durante años por fomentar estereotipos sobre las mujeres. Por su parte, los juguetes bélicos y videojuegos están perennemente en el debate. “Ciertamente hay que tener cuidado con los juguetes que trasladan valores negativos a los niños, con los juguetes claramente bélicos o videojuegos excesivamente violentos o discriminatorios”, dice María Costa, directora del Departamento de Pedagogía del Instituto Tecnológico del Juguete, en España.

Pero, ¿son esos juguetes inherentemente malos para los niños? El coleccionista de juguetes Mark W. Bellomo no lo cree. “Un estudio de la Universidad de Toronto sugiere que con los juguetes de guerra los niños aprenden a limitar su agresión al realizar juegos ásperos en el patio de recreo y no en su vida cotidiana, por lo tanto, serán personas mucho más amables cuando crezcan. ¿Las figuritas de soldados reproducen la violencia, el odio y vuelven a los niños belicosos? Al parecer, no lo hacen”.

Para Bellomo, el meollo del asunto es el papel de los padres. “No es el juguete el que influye en el comportamiento, es la forma de jugar. Lo que importa es lo que el niño elige hacer con él”, destaca Bellomo. “La peor influencia en los niños son los malos valores que los padres les pasan, mucho más que los juguetes”.

Muy pocos estudios científicos realmente han encontrado una conexión entre ciertos juguetes y malos hábitos de la infancia. Lo que está claro para los especialistas es recomendar a los padres comprar juguetes que mantengan a los niños activos físicamente y que estimulen su creatividad. Además aconsejan pasar tiempo con sus hijos. “No usemos los juguetes o las tablets para que ‘nos dejen tranquilos’”, añade Costa.

Análisis de Ron Hunter Jr., autor del libro Toy Box Leadership (Liderazgo en cajas de juguetes).

“Los juguetes no son el problema”

¿Pueden los juguetes ser una buena influencia para el desarrollo de los niños?

Los juguetes son el mundo en miniatura. Por ejemplo, aprendemos las reglas básicas de la carretera mientras conducimos un automóvil hecho de una caja de cartón. Hay juguetes como el Lego o los soldaditos que incluso nos pueden preparar para los negocios, para entender que es tan importante el planeamiento como la ejecución.

¿Qué juguetes son buenos para los niños?

Yo crecí con algunos grandes juguetes y otros que no se permiten en la actualidad. Pero los juguetes no tienen que ser educativos para ser una buena influencia. Grandes juguetes pueden ayudar a desarrollar la imaginación de un niño. No hay nada malo con que un juguete sea divertido y nada más.

¿Cuándo pueden convertirse en una mala influencia?

La mayoría de juguetes no son una mala influencia. No se puede culpar a un juguete porque un niño carezca de disciplina para hacer las tareas. O ¿qué pasa con el niño que rompe los juguetes solo para que sus padres los reemplacen, en lugar de enseñarles acerca de las consecuencias de sus actos? Los juguetes no son el problema, lo son las personas que no tienen límites y que no han sido educadas desde la infancia con esos valores. ¿Usted juega bien con los demás? Eso me dará una buena idea de la persona que es.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada