22 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Ojo con el glaucoma: aprende a prevenir este terrible mal

En el marco del Día Mundial del Glaucoma, un especialista nos da algunos alcances sobre esta enfermedad ocular de gran incidencia en nuestro país. Durante esta semana podrás realizarte despistajes gratuitos en algunas instituciones.

Ojo con el glaucoma: aprende a prevenir este terrible mal

Mañana se celebra el Día Mundial del Glaucoma y todos debemos estar prevenidos. Walter Benites, especialista en oftalmología de la clínica Oculaser, nos da algunos alcances sobre esta enfermedad ocular a la que todos estamos propensos.

1. ¿A qué ataca el glaucoma? Esta enfermedad puede definirse como la presión alta dentro del globo ocular que daña al nervio óptico, produciendo pérdida de visión o ceguera. Sin embargo, la corteza cerebral también puede verse dañada por las conexiones de la vía óptica. El glaucoma se caracteriza por la pérdida progresiva de las capas de fibras nerviosas de la retina y la excavación y/o palidez de la papila (cabeza del nervio óptico).

2. Causas. Este es el factor preocupante. La mayoría de personas que tienen glaucoma no perciben síntomas hasta que comienzan a tener pérdida de visión. Esto debido a que las causas de la enfermedad ocurren a un nivel bastante subrepticio. El ojo adquiere su forma esférica gracias a que tiene una presión interna superior a la que existe a su alrededor. Dentro del ojo se forma continuamente un líquido transparente como agua, llamado líquido intraocular. Si el drenaje o salida de este líquido esta obstaculizado, la presión se eleva lentamente. No obstante, el glaucoma puede también ser causado por otras afecciones o enfermedades oculares como lesiones en el ojo, uso de medicamentos con esteroides o formación de vasos sanguíneos anormales debido a la diabetes.

3. El factor genético. A pesar de que el grupo de riesgo son las personas mayores de 40 años con una salud ocular pobre, el glaucoma puede atacar silenciosamente también a los más jóvenes. El glaucoma congénito es un tipo raro de glaucoma que se desarrolla en bebés y niños pequeños. Puede ser hereditario, y ocurre cuando el sistema de drenaje del ojo no se desarrolla completa o correctamente antes del nacimiento.

4. Tipos de glaucoma. Existen más de 40 tipos de glaucomas que pueden ser clasificados de diversas formas. La clasificación más aceptada es la siguiente: Glaucoma de ángulo abierto (el más frecuente); Glaucoma de ángulo cerrado, que es consecuencia del proceso de cierre del ángulo que se forma entre el iris y la córnea; Glaucoma de tensión normal, cuando el nervio óptico se daña a pesar de que la presión ocular no es muy eleva; el Glaucoma traumático y el Glaucoma neovascular.

5. Tratamientos. Cuando ya está desarrollada la enfermedad, dependiendo de su grado de evolución, se puede seguir un tratamiento con gotas medicinales que ayudarán a disminuir la presión del ojo (ya sea disminuyendo la producción de líquido acuoso o mejorando el drenaje del mismo). Otra vía es la cirugía inmediata, previa consulta y chequeos.

6. Prevención. El glaucoma se puede evitar si seguimos una correcta y saludable forma de vida. Es fundamental mantener una perfecta salud ocular consumiendo vitamina A presente en zanahorias, naranjas calabazas, entre otros. Además, se recomienda mantener una adecuada presión arterial. Se recomienda también consumir alimentos bajos en grasa con el fin de mejorar el estado del sistema cardio-vascular.

Tags

Ir a portada