25 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

A la oficina bien vestida

Para muchas mujeres, escoger el atuendo adecuado para ir al trabajo se convierte en todo un dolor de cabeza diario. Aquí te brindamos algunos consejos sobre lo que debes o no debes vestir en la oficina, sin dejar la comodidad y el estilo personal.

A la oficina bien vestida (Foto: Shutterstock)

Ximena Arrieta. Algunas chicas te podrán decir que tienen dos estilos: uno de fin de semana y otro de lunes a viernes. Y es que tu blusa neón favorita no es la mejor opción para ir a una reunión con tu jefe en el trabajo.

Entonces, ¿cómo nos vestimos para ir a trabajar sin perder nuestro estilo personal? La fashion blogger Soledad Valenzuela, de El diario de Pink Chick, nos
da algunos consejos para lucir lindas al momento de ir a trabajar.

“La regla principal es fijarse en el rubro dónde trabajas”, comenta. En ambientes laborales menos formales la libertad es mayor, pero si tu trabajo amerita una vestimenta más formal hay que tener reglas básicas como dejar de lado las transparencias, no usar prendas con brillos o cuidar el alto de la falda (no más de dos dedos sobre la rodilla).

¿Y qué hacemos si queremos seguir las tendencias actuales? “Las tendencias están para que las uses de acuerdo a tu estilo o al contexto donde te encuentres”, explica Soledad.

Una buena forma de incluirlas en tu atuendo es en los accesorios como pulseras, collares o cinturones pequeños.

Los viernes informales sirven para darnos un break de la formalidad, pero no hay que olvidar que estamos en la oficina. “Lo mejor es un pantalón dril o un jean a la cintura con una blusa, una chompa y un blazer”, dice la blogger.

Las zapatillas deportivas son una mala elección pero puedes reemplazarlas con botines o zapatillas de taco cuña.

Soledad destaca que hay prendas básicas para la oficina que debemos tener en el ropero. Entre ellos están un blazer azul o negro, una blusa blanca de manga larga, una falda tipo lápiz azul o negra, unas balerinas negras y unos tacones negros, marrones o camel para usar en caso de reuniones.

Si bien los accesorios siempre son una oportunidad para divertirse, la oficina no es una ocasión para hacerlo. “Hay que tener cuidado con lo que te pones. Si usas un collar grande, ya no te pongas pulseras. Si te pones pulseras, no te pongas aretes largos”, explica Valenzuela.

Para ella, los aretes pequeños son los mejores aliados de un look para la oficina
pues son los que se ven más formales.

Sobre el maquillaje, la idea es no exagerar. “Te tienes que ver arreglada pero sin exagerar. Con un buen delineador, un buen rímel, polvos y algo de brillo labial es suficiente”, comenta la experta

Tags

Ir a portada