20 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Nuestra alimentación actual: ¿evolución o moda?

Compartimos la columna semanal de la entrenadora física Vanna Pedraglio.

Nuestra alimentación actual: ¿evolución o moda? (Foto: Shutterstock)

Nuestra alimentación nunca antes estuvo tan condicionada al factor social. Hoy en día es una manera de definir quiénes somos y nuestras creencias. Pero, ¿a qué se deben estos cambios? Tal vez sería bueno echarle un vistazo a nuestra sociedad actual, donde entrar en actividad o movimiento normalmente ya no parece algo natural para muchas personas. Nuestro entorno, al día de hoy, está hecho para la comodidad y el sedentarismo. Y poco a poco estamos perdiendo la conexión con el esfuerzo y la constancia.

Todo eso está cambiando nuestra fisiología y predisposición a diferentes enfermedades metabólicas. La industria tiene hoy el poder de hacernos creer cualquier realidad y vivimos en un mundo de excesos. Es por ello que un extremo nos llevará al otro, de lo procesado a lo natural. Hoy existen tantas versiones como maneras de pensar o productos industriales en nuestros anaqueles. Mi intención es que podamos entender nuestra realidad y tener poder de decisión propia con toda la información necesaria.

Para eso, empecemos por entender que nuestros genes están diseñados para superar las adversidades presentadas en el medio ambiente. Nuestro organismo vive para la supervivencia. Nuestro ADN está constantemente diciéndonos que guardemos energía para cuando haga falta, pero en nuestra sociedad actual no falta comida. Entonces, ¿qué es lo que debemos hacer para tener una vida más larga y de mejor calidad? La alimentación es definitivamente la herramienta más poderosa. Y no se trata de absolutos, es cuestión de variedad y nutrientes. No es difícil, es solo cuestión de sentido común. Aquí les comparto algunas guías que los ayudarán a tomar mejores decisiones a la hora de comprar o elegir qué comer.

1.- Reduce el consumo de carne. La carne es importante dentro de nuestra dieta, porque nos otorga hierro, proteínas, complejo B y minerales esenciales para el desarrollo. Pero en exceso, el tipo de grasa que contiene puede ser perjudicial, ya que eleva el colesterol malo y nos puede causar enfermedades cardiovasculares. Además, debemos saber que existe también un factor ambiental a tomar en cuenta. La crianza de ganado como alimento no será sostenible si queremos mantener nuestros bosques.

2.- Consume menos azúcar. Sé que no siempre nos podemos resistir a un dulce y eso no tiene nada de malo. Pero todo en exceso es perjudicial. En este caso, no solo te hará ganar peso, te generará también una dependencia emocional a la comida, sin entregarte a fin y al cabo ningún valor nutricional. Podemos llamarlas calorías vacías. Por ello, si quieres adquirir beneficios de lo dulce, te sugiero que lo hagas con miel o fruta.

3.- Busca fuentes de calcio diferentes. A nuestro organismo le cuesta cada vez más asimilar los productos lácteos. Están apareciendo problemas como la intolerancia o irritaciones en el tracto digestivo, consecuencias de una alimentación poco natural y orgánica. Por ello, te recomendaría que busques nuevas fuentes de alimentos que contengan la dosis necesaria de este mineral, como pueden ser la espinaca, la col, las almendras, el ajonjolí, las sardinas, etc.

4.- Los frutos secos y nueces son una excelente opción. La media mañana o la media tarde son momentos en los que el hambre ataca. Y aquí es donde la mejor alternativa es la que nos ayudará a mantenernos saludables y saciados. Son una gran fuente de grasas saldables y antioxidantes.

5.- Prefiere carbohidratos de granos enteros. Lo comúnmente llamado integral no son sino granos sin procesar, los cuales contienen fibra, vitaminas y minerales. Estas fuentes de energía son las que nos mantienen con los niveles ideales de azúcar en la sangre y nos permiten estar activos y concentrados.

6.- Come más verde. Las verduras de hoja verde son consideradas las de mayor contenido nutricional por caloría. Es decir, su beneficio es muchísimo mayor para nuestro organismo que cualquier otro alimento. Además, su contenido en fibra es indispensable para tener un tracto digestivo regular y saludable.

Como podrán observar, no hablo de un tipo de dieta absoluta, no todos somos iguales. Lo absoluto nunca es ideal porque cada organismo es diferente. Somos únicos. Por eso debemos tener en cuenta que existen muchísimas formas de alimentarnos; en la variedad y en lo natural está el secreto para vivir en equilibrio. Nuestra salud no debe ser una moda. Toma conciencia de que la industria evoluciona y tener siempre una visión orientada a lo natural es nuestra mejor opción para vivir más y mejor.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada