26 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Mejor se duerme solo o acompañado? Estudio revela la verdad

Parece romántico compartir cama con alguien especial, pero lo cierto es que eso perturba el sueño durante la noche.

¿Mejor se duerme solo o acompañado? Estudio revela la verdad (Foto: Shutterstock)

Seamos sinceros, ¿realmente es cómodo dormir acompañado? Hay que reconocer que tiene su lado romántico, pero el amor a veces duele por las mañanas en forma de calambre o adormecimiento de los brazos.

Para David K. Randall, autor del libro “Dreamland: Adventures in the Strange Science of Sleep”, toda familia dormía a menudo en la misma habitación con varios colchones compartidos antes de la Revolución Industrial.

En el siglo XIX, la higiene en las grandes ciudades fue una preocupación emergente. Los médicos recomendaban camas individuales para evitar así que las personas respiren unas sobre otras durante el sueño. Esta nueva situación hizo que las cosas volvieran al pasado con un tinte romántico: dormir separados era un signo de un problema de pareja.

“Cada persona tiene 23 centímetros menos de espacio en una cama doble que un niño en una individual”, calcula el doctor Neil Stanley, cuyos estudios afirman que tenemos un 50% más de posibilidades de ser molestados si compartimos la cama a diferencia de dormir solos.

Uno de los estudios de Stanley concluyó que a pesar de que la mayoría aseguraba haber dormido mejor junto a su pareja, “sus ondas cerebrales sugerían lo contrario”. A la larga, este disgusto por no dormir bien puede influir en depresiones, enfermedades coronarias y divorcios.

¿Pero por qué insistimos en dormir acompañados?

Resulta que la cama es un refugio para muchas parejas, “una de las pocas oportunidades que tenían para pasar tiempo juntos y a solas”, cita el sociólogo Paul Rosenblatt, a pesar de que esto signifique dormir incómodo.

Otra razón sería la sensación de seguridad, tanto emocional como física. Estos casos son usuales en parejas mayores que pueden pasar por alguna emergencia.

Además, existe un periodo de adaptación en las que las parejas tienen mayor confianza. Incluso admiten que “uno de los momentos más liberadores de su relación fue cuando se dieron cuenta de que no tenían que dormir abrazados cada noche”.

Finalmente, lo más obvio: el sexo. Según Rosenblatt, la frecuencia es menor cuando cada uno duerme en su cama.

.-

Si no la necesitas, no la pidas. Controlemos el uso innecesario de los materiales de plástico

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada