24 de junio de 2019
Redacción Publimetro |

Los más grandes mitos sobre la pérdida de grasa corporal

La entrenadora física Vanna Pedraglio te cuenta la verdad sobre algunas de las creencias más difundidas sobre la reducción de peso, grasa corporal y medidas

VANNA PEDRAGLIO

Si quieres bajar de peso, debes ser capaz de identificar los mitos o conceptos erróneos sobre la pérdida de grasa corporal. Nadie está ajeno a escuchar diferentes opiniones sobre la mejor manera de conseguir el cuerpo ideal. Pero para aprender a tomar las decisiones correctas sobre cómo entrenar, alimentarnos o potenciar nuestra genética, es importante que la información en nuestra mente siempre esté clara y la entendamos para interiorizarla. Así seremos capaces de lograr las metas que nos propongamos. A ver, ¿cuáles son esos mitos que debemos desterrar?

1. Los ejercicios con pesos ligeros y a altas repeticiones son los ideales para perder grasa
¿De dónde viene este concepto? Pues de pensar que al restringirnos con la comida o las calorías tendremos menos energía, lo que compensamos en el ejercicio disminuyendo las cargas y aumentando el volumen a través de las repeticiones. Pues lamento informarles que esta no es la manera adecuada de perder grasa o ganar músculo, ya que al bajar la carga se pierde el estímulo al músculo y, a la larga, solo lograremos perder masa muscular. Por eso, lo que hay que hacer es totalmente lo contrario: eleva la carga, usa bajas repeticiones e intenta hacer los ejercicios de la manera más explosiva o a la mayor velocidad posible. Mientras más intensa sea tu rutina, mayor será el gasto calórico durante y después del entrenamiento.

2. Mi genética me impide definirme
Este es un concepto bastante controversial. La verdad es que puede haber casos muy reducidos en que se aplique, pero definitivamente no en la gran mayoría. Es verdad también que para algunas personas puede ser más rápido que para otras definir los músculos, pero la realidad indica que es virtud de todos conseguirlo antes o después. La excusa de la genética es tan solo una barrera mental por no querer el objetivo con todas las ganas del mundo. Para ello hay que organizarse, programarse y concientizarse. Los hábitos se logran haciendo pequeños cambios que vayan sumando pequeños logros y recompensas, día a día. Tu genética estará ahí para lograr cosas buenas y no tan buenas, ¡pero con trabajo y constancia puedes lograr lo que te propongas y más!
*
3. Perder peso en la balanza es lo mismo que perder grasa corporal*
La balanza es una herramienta de control para estar pendientes de nuestros rangos de peso. Si ves que subes, sabrás que en los próximos días puedes comer con una mayor conciencia, pero lo que indique la balanza no tiene nada que ver con la composición corporal. Muchas veces, si no te has alimentado de la manera correcta y más bien optaste por una dieta restrictiva, la pérdida de peso puede significar pérdida de masa muscular. Esto quiere decir que nuestro metabolismo basal está más lento y, a la larga, almacenará más grasa comiendo de la misma manera. Así que te recomiendo que el parámetro de control de tu composición corporal y tus objetivos sea tu espejo cuando se trata de cambios estéticos. Ahora, ante todo te recomiendo que tu objetivo sea ser una mejor persona respecto a tu rendimiento, y al sumar días de entrenamiento siempre conseguirás perder kilos de grasa. El truco está en plantearte el objetivo de manera positiva y no obsesionarte con el problema.

4. Consumir alimentos light o low fat, ideales para perder grasa corporal y mantener la dieta
Pues, aunque parezca o nos suene correcto, el almacenamiento corporal de tejido adiposo no necesariamente está ligado directamente a la grasa en los alimentos. Muchos productos procesados en sus etiquetas indican low fat, ¿te has puesto a pensar con qué reemplazan esta grasa para obtener el sabor deseado? Pues con azúcares simples o saborizantes químicos que nos hacen mucho más daño. Por otro lado, las grasas naturales a nivel del metabolismo tienen mucho mejores efectos que los azúcares. Así que no le prestes mucha atención a las calorías y piensa mejor en el contenido nutricional. El consumo de grasas “buenas” te ayudará a mantenerte saciado por más tiempo y con el azúcar estable en la sangre. Entre las que te recomiendo están las que encuentras en frutos secos, verduras como la palta, y la grasa animal de pescados o huevos.

Ahora que ya sabes qué ideas ya no debes tomar en cuenta para perder el peso en porcentaje de grasa corporal, te motivo a que adquieras nuevos y mejores hábitos. Entrena como un campeón, para ti y por ti. La fuerza del cambio se logra con convicción, coraje y siempre ¡diversión!

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada