20 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

'Levantarse o morir', por Milagros Agurto

El poder de afrontar las situaciones adversas a propósito del caso de Paolo Guerrero.

'Levantarse o morir', por Milagros Agurto Los seleccionados blanquirrojos deben enseñarnos en el Mundial su capacidad de resiliencia para superar la ausencia del capitán.

Milagros Agurto
Nutricionista
Coach de Vida – Empresarial – Salud

Desde hace algunos días de lo único de lo que se habla es de Paolo Guerrero. Hemos visto rostros decaídos, voces apagadas y otras violentas, actitudes que en clara señal de duelo demuestran dolor, incomprensión y desánimo por lo ocurrido. Y las personas tienen el derecho de entrar en su zona de dolor, pero no quedarse estancadas ahí.

Y eso es lo que veo, programa tras programa, noticia tras noticia, conversación tras conversación… estancados en el tema. Reporteros que buscan a la persona que se lamente más o aquella que demuestre más ira como si eso pudiera cambiar lo ocurrido; en lugar de ver la solución, nos hemos entrampado en el problema.

Las cartas están echadas y la situación “es la que es”. Ya no podemos hacer nada y esto, en definitiva, tampoco depende de nosotros. Entonces, ¿qué toca hacer?, ¿cómo cambiamos la perspectiva de lo que ha ocurrido?

Es verdad, el líder del equipo, ‘El Capitán’ no está, pero eso no significa que el resto de muchachos, los 22 restantes, no tengan la capacidad para levantarse y afrontar esta adversidad en el Mundial. Eso es resiliencia, la capacidad de alcanzar el bienestar y los objetivos a pesar de los obstáculos.

Todos nacemos resilientes, sin embargo, desde que nacemos nos enseñan a ser incompetentes. Esas frases –“el equipo está muy golpeado”, “sin el capitán no podrán”– no provocan otra cosa que hacer dependiente al equipo de una persona, sin poder afrontar su adversidad y hacerse responsables de sí mismos y de lo que ocurra. Así solo estamos perdiendo la esperanza y el optimismo y esa es la razón por la que no alcanzamos los objetivos a pesar de la inteligencia que tengamos.

Entonces, ¿cómo despertar la resiliencia? El primer paso: afrontando lo que ocurre y descubrir las responsabilidades que tiene cada uno. Cambiando la visión del miedo, incompetencia o insolvencia por una en la que podemos resolver la adversidad y en la que somos competentes para hacerlo.

Afrontar significa que hay una adversidad o un obstáculo que se interpone para alcanzar el objetivo. Cuando afrontamos resolvemos el problema o situación. Afrontar no es enfrentar, este último hace referencia al desafío, al pleito y no a la búsqueda de soluciones ante la adversidad. Afrontar es abordar con éxito una situación difícil, con pensamientos, sentimientos y conductas que ayudarán a conseguir los mejores resultados.

Cuando afrontamos hay estrés, pero también autonomía. Si somos dependientes es difícil lograr afrontar las adversidades. Por eso no hay que confundir la lealtad y cariño hacia Paolo, con lo que ahora le toca hacer al equipo. Ir al Mundial, jugar y ganar; esa será la forma de reconocer a su líder. No hay que confundir al líder que motiva la autonomía, con el caudillo.

El reto y las metas

Los investigadores concuerdan en que para alcanzar una meta, si no existió el afrontamiento de un reto, entonces no hay desarrollo de la resiliencia. Simplemente hemos sido efectivos, competentes o exitosos, mas no resilientes. Esto ocurre cuando las respuestas a la dificultad son sencillas o las encontramos fácilmente.

Cuando la adversidad tiene un grado importante de dificultad y en consecuencia causa un nivel de estrés, allí podemos estar frente a un reto. Y esto tiene mucho que ver con lo que nos propongamos en la vida. Por eso es importante dejar de hablar y actuar un poco más. ¿Esto qué quiere decir? Enfócate en hacer las cosas que te propones y habla menos sobre lo que deseas.

El Perú está a pocas semanas de participar en un Mundial largamente esperado. Cambiemos nuestro chip, la actitud, el pensamiento y saquemos lo mejor de nosotros. Salgamos de la zona de dolor. Dejemos que la resiliencia y especialmente el afrontamiento sea la guía de un equipo de muchachos que honrarán a la blanquirroja y a su capitán dejándolo todo en la cancha. Aquí no hay opción de morir, la única opción es levantarse.

Descúbrete a ti mismo

¿Eres ProActivo, Reactivo, Pasivo e Indiferente?

-Eres Proactivo cuando el lugar del control de tu vida lo asignas a tus capacidades.

-Eres Reactivo cuando das el control de tu vida a lo externo.

-Los pasivos e indiferentes reaccionan cuando se lo indican o se lo ordenan.

Conócete un poco más:

1. Me considero una persona orientada más a …….

2. Afronto mis adversidades con actitud ……….

3. Puedo mejorar más mi forma de pensar o mentalidad si ……

4. ¿Solo dices lo que te propones? ¿Solo deseas lo que te propones? o ¿logras lo que te propones?

Estrategias de afrontamiento

1) Centradas en el problema:

Se enfocan en hacer frente a la situación. Es la visión catastrófica y negativista. Se quedan como el hámster en su rueda. Pueden hundirse en el problema y afloran emociones negativas.

2) Centradas en la emoción:

Se enfocan en las consecuencias emocionales. Ejemplo: “El equipo está devastado, no podrán sin el capitán, etc.”). Estancarse en las emociones puede distraer en la visualización de soluciones, ya que al estar concentrado en el alivio de las emociones se evita pensar en una solución.

3) Centradas en la solución: Se concentran en buscar soluciones al problema. Es la visión positiva, con esperanza y optimismo. Se hace una búsqueda deliberada de todas las opciones para encontrar la mejor solución.

NOTAS RELACIONADAS

Ricardo Gareca: ‘Hoy Paolo tendría que estar aquí, entrenando con nosotros’

Paolo Guerrero hace este llamado a hinchas que realizarán marcha

Paolo Guerrero se reunió este martes con el presidente Martín Vizcarra

Twitter: Magaly Medina le responde a Mijael Garrido Lecca y a Tilsa Lozano

Tags

Ir a portada