20 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

El lado 'machista' del aire acondicionado

Estas máquinas son calibradas a partir de una medida basada en el ritmo metabólico de los hombres y no en el de las mujeres, afirman dos investigadores holandeses

El lado 'machista' del aire acondicionado (Shutterstock)

Publimetro México. Un par de investigadores publicaron en la revista Natural Climate Change que el problema con el aire acondicionado y el frío que “ataca” a las mujeres, así sea en pleno verano, tiene que ver con un asunto “sexista”.

Bueno, no literalmente, pero sí por una fórmula usada para calibrar estos sistemas a partir de una medida que toma a los varones, estimó Boris Kingma, biofísica de la Universidad de Maastricht, en Holanda, coautor del estudio.

El método de los años 60 toma como punto de referencia el ritmo metabólico de un hombre de 40 años y 70 kilos. Este índice permite calcular el calor que el cuerpo necesita disipar en el ambiente.

Pero las mujeres, por lo general, tienen tasas metabólicas más lentas, porque son, en promedio, más pequeñas y tienen más grasa corporal.

La fórmula vigente toma la composición de la fuerza laboral de hace 50 años, formada en su mayoría por hombres, pero hoy día, dice el estudio, “el modelo sobreestima la producción de calor de las mujeres durante el reposo hasta en un 35%”.

Otro factor que toma el estudio es la vestimenta: mientras las mujeres suelen usar ropa más fresca o ligera en el verano, los hombres visten corbata y traje.

Uno de las recomendaciones del análisis es mantener las oficinas a una temperatura más cálida durante el verano, para generar menos gasto energético a fin de combatir el calentamiento global.

También se propone ajustar el modelo incluyendo variables como el tejido corporal: las personas de más peso, publicó BBC, tienden a calentarse más rápidamente y las de más edad, tienen metabolismos más lentos.

En promedio, los hombres prefieren una oficina a 22 grados centígrados; mientras que las mujeres, a 25. Kingma propone refrigerar menos al edificio en verano y, quienes sienten calor, pueden modificar su vestimenta. O, se pueden enfriar ciertas zonas donde se considere necesario.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada