22 de enero de 2018

Temas del día

Redacción Publimetro |

'Genes y entrenamiento', por Vanna Pedraglio

“No hay nada que nos lleve a mejorar más que la constancia, porque si no entrenas o te alimentas como debes, tus cualidades no actuarán por sí solas”

'Genes y entrenamiento', por Vanna Pedraglio La imagen es refencial. (Foto: Shutterstock)

Por: Vanna Pedraglio
Coach deportiva y nutricional

Como sabemos, todos los cuerpos son distintos y necesitamos por eso entrenamientos y tipos de alimentación únicos para cada uno. Son nuestros genes los que determinan estas peculiaridades y, al final, los resultados que obtendremos de los entrenamientos y la dieta.

Tener una guía que nos permita tomar en cuenta variables genéticas importantes que podamos reconocer en nosotros puede ayudarnos a enfocar de una forma más personalizada nuestra alimentación y la forma de ejercitarnos. Por ejemplo, hay personas que tienen genes que les favorecen para correr, ya que son capaces de producir mayor masa muscular que otras. Pero, aún así, no todo estará dicho. No hay nada que nos lleve a mejorar más que la constancia, porque si no entrenas o te alimentas como debes, tus cualidades no actuarán por sí solas; debes potenciarlas.

Entre los tres factores genéticos que dificultan tu entrenamiento y tus resultados tenemos primero la sensibilidad a los carbohidratos y la correcta utilización de las grasas como energía. Muchas personas, al empezar a entrenar o querer llevar una mejor dieta, bajan su ingesta de carbohidratos totales. Sin embargo, eso no es bueno para todos.

Al bajar la ingesta de carbohidratos por al menos dos o tres semanas, en el mejor de los casos tu cuerpo pasará de usar los carbohidratos a las grasas como combustible. Pero no todos estos cambios de consumo de energía se producen eficientemente. Si tu cuerpo no utiliza rápido las grasas, estas se almacenan y ganarás peso. Tu organismo determina genéticamente si eres capaz de cambiar del consumo de carbohidratos a grasas de manera rápida.

Si eres de los que puede lograrlo, no hay problema con reducir el consumo de glúcidos, pero si no es tu caso (son los que hacen dieta por algunas semanas y no bajan de peso), es mejor que recortes poco a poco tu ingesta de carbos.

En este caso, te recomendaría empezar con eliminar todo azúcar y alimentos procesados, pero seguir con alimentos enteros como arroz integral, camote, papa, menestras, etc. Poco a poco, deberías ir reduciendo estas cantidades y cambiándolas por grasas saludables.

Otro factor genético importante es la eficiencia metabólica. Aunque todos quisiéramos un metabolismo rápido –y no lento– para mantenernos delgados, este también evita que generes masa muscular con facilidad. Además, tener un metabolismo más acelerado genera más hambre, por lo cual, si no te alimentas de manera correcta para nutrir y regenerar tu masa muscular y celular posentrenamiento, puede ser aún más difícil lograrlo.

La frecuencia con la que debes entrenar también es un factor que puede ser afectado por nuestra genética. La rapidez con la que te recuperes después de un entrenamiento intenso es determinada por nuestros genes. Se le llama adaptación al esfuerzo o tiempo de regeneración por la producción de nuevo material celular. Saber escuchar a nuestro cuerpo nos determinará si podemos entrenar diariamente sin descanso o si necesitamos uno o dos días más para recuperarnos y estar al 100% de nuestras capacidades antes del siguiente entrenamiento.

El conocimiento está cada vez más cerca de nosotros; si lo sabemos utilizar, puede ayudarnos a conseguir cualquier meta que nos propongamos.

MÁS NOTICIAS…

Noticias de Actualidad, Entretenimiento y Deportes

Noticias de actualidad, deportes, economia, tecnologia, cine, espectaculos, turismo y mas del Peru y el Mundo en Publimetro.pe


No dejes de seguir a Publimetro en Facebook

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO