15 de diciembre de 2018
Redacción Publimetro |

'El ejercicio cambia tu vida', por Vanna Pedraglio

“20 minutos intensos que te generen esfuerzo es todo lo que necesitas para alcanzar el nivel donde felicidad y productividad aumentan”.

'El ejercicio cambia tu vida', por Vanna Pedraglio Entrenar por al menos 20 minutos a intensidad media o alta, ayuda al organismo (Foto: Shutterstock)

Por: Vanna Pedraglio
Coach deportiva y nutricional

Cada vez más personas deciden hacer ejercicio o entrenar, más allá de ser únicamente por moda o temas estéticos. Efectivamente, el crecimiento de la actividad física es todo un fenómeno debido a los muchísimos beneficios que trae a tu vida. Cambia tu estado fisiológico (el funcionamiento interno del organismo), lo que sin que te des cuenta cambia tus emociones, que se traducen en pensamientos positivos; cambia tu mente y automáticamente cambia tu cuerpo.

Normalmente nos enfocamos en conseguir los objetivos de manera inversa: primero que cambie mi cuerpo y así me sentiré mejor a nivel emocional. Por eso, la gran mayoría de las personas no logra mantener el deporte como estilo de vida y, por ende, se frustran tratando de conseguir objetivos estéticos que no consiguen. Lo que debes hacer es fijar tu atención en el proceso de otra manera.

Está demostrado que entrenar a intensidades medias o altas por al menos 20 minutos genera una mayor liberación de endorfinas, sustancias que se producen en tu cerebro tras el ejercicio de esta intensidad, y que nos generan sensación de placer, felicidad y tienen un efecto analgésico natural. Para que esto suceda, debemos asegurarnos de producir ácido láctico en la sangre, esa sensación de quemazón en los músculos, agitación o bombeo del corazón a altas revoluciones. A mayor sensación de esfuerzo, mayor producción de hormonas de felicidad.

Por eso, hacer ejercicio se considera hoy una cura para casi todo, desde la depresión hasta la pérdida de la memoria, pasando por el alzhéimer, el párkinson, la diabetes, el insomnio y el mal humor diario. Todos sabemos qué ocurre en nuestro cuerpo cuando hacemos ejercicio: conseguimos más músculo, tenemos más resistencia, etc. Pero ¿tienes idea realmente de qué es lo que pasa con tu cerebro y la conexión que tiene con tus pensamientos y tus emociones? Todos hemos escuchado de las endorfinas, pero ¿sabes bien cómo te pueden hacer feliz?

Cuando empiezas a hacer ejercicio tu cerebro reconoce ese momento como uno de estrés. A medida que tu corazón se acelera y la presión sanguínea aumenta, tu cerebro piensa que estás luchando contra un enemigo o estás huyendo de él. Para protegerte de este estrés, suceden muchas cosas en tu cerebro, tus neuronas quieren ver las cosas más claras, está mucho más activo que cuando estamos sentados.

Al concluir la actividad física, tu cuerpo segrega sustancias analgésicas naturales (endorfinas), que estimulan el centro de la recompensa (dopamina) y placer (oxitocina), para poder premiarte luego de una sensación de lucha. Así estimula una siguiente escapatoria victoriosa por pura preservación de la supervivencia.

Esos son los fundamentos que nos hacen personas más felices con el entrenamiento. 20 minutos intensos que te generen esfuerzo es todo lo que necesitas para alcanzar el nivel donde felicidad y productividad aumentan.

NOTAS RELACIONADAS

‘La importancia de las emociones’, por Vanna Pedraglio

‘Cómo identificar una mala postura al entrenar’, por Vanna Pedraglio

‘Cómo lograr un entrenamiento exitoso’, por Vanna Pedraglio

‘¿Cuántas veces por semana debemos entrenar?’, por Vanna Pedraglio

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada