21 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Cuánto peso debe llevar la mochila para que no me haga daño?

Especialista de EsSalud explica cuál es la proporción que debe haber entre la carga de la mochila y el peso de la persona que porta el accesorio.

(Video: Canal N)

Andina. El excesivo peso, así como el uso inadecuado de las mochilas puede provocar dolores en la espalda, cuello y hombros, así como contracturas musculares, mala postura, e incluso la desviación lateral de la columna (escoliosis), advirtieron hoy voceros de EsSalud.

“Durante cinco días a la semana y por casi nueve meses, los niños llevan una mochila más grande que su espalda, con un peso mayor que no guarda relación con su edad. El peso de la mochila no debe superar un 10% del peso del estudiante. Es decir, si el niño pesa 40 kilos, en su mochila no debe cargar más de 4 ó 5 kilos”, precisó la jefa del servicio de Rehabilitación Pediátrica, Jeanette Borja.

Explicó que la mala distribución del peso al llevar la mochila sobre un solo lado produce una sobrecarga no solo en el hombro sino en la mitad del cuerpo, originando la alteración del eje de la columna vertebral especialmente a nivel del dorso causando problemas de postura.

Por ello, recomendó a los padres que, al comprar una mochila, se debe tener en cuenta que el ancho de la misma no debe ser mayor a los hombros del estudiante y que debe llegar a unos 5 cm arriba de su cintura.

Asimismo, el respaldo debe ser acolchado y los tirantes anchos y acolchados. Además, debe contar con una cinta ajustable, a la altura de la cintura, para que esté lo más pegada a la espalda o zona lumbar del alumno.

También aconsejó evitar cargar la mochila sobre un solo hombro. Si se usa un morral, hay que llevarlo cruzado y cambiando de lado cada cierto tiempo de esta manera se equilibra el peso.

Si se opta por las maletas con ruedas, el asa tiene que regularse a la altura de la cintura y sobre todo empujarla siempre hacia delante con las dos manos, y evitar arrastrarla con una sola mano desde atrás.

Señaló que los padres deben estar alertas ante cualquier molestia de sus hijos y llevarlos al especialista para la evaluación, diagnóstico y tratamiento oportuno, a fin de evitar mayores complicaciones; pues en la adultez pueden aparecer dolores de espalda que podrían tornarse crónicos.

Finalmente, dijo que para evitar problemas en la espalda, es importante también sentarse correctamente: colocándose hasta el respaldar de la silla, apoyar los pies en el suelo con las rodillas flexionadas y a la altura de las caderas. Finalmente, mantener la espalda recta con el apoyo de los antebrazos y los codos sobre la mesa.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada