18 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

¿Cuánto caso deberíamos hacerle al ‘Doctor Internet’?

Cada vez más personas usan Internet para autodiagnosticarse y tratar los males que padecen. Publimetro investiga si este es un método confiable

¿Cuánto caso deberíamos hacerle al ‘Doctor Internet’? (Foto referencial: Shutterstock)

DANIEL CASILLAS
Metro World News

Internet es una fuente infinita de información que se está convirtiendo en un referente profesional para temas de salud. Por ejemplo, allí podemos consultar qué alimentos son buenos para ciertas enfermedades. Sin embargo, muchos expertos advierten que el ciberespacio, en vez de ayudar, puede ser una fuente de desinformación. En los últimos veinte años, Internet ha crecido rápidamente y contiene vasta información de salud disponible para todos los usuarios online.

A principios de este año, el gigante tecnológico Google reportó que una de cada 20 búsquedas mensuales está relacionada a temas de salud. Asimismo, un reciente estudio realizado por el Centro de Investigación Pew reveló que 59% de cibernautas estadounidenses han buscado información relacionada a temas medicinales el año pasado. De igual manera, otro estudio de este mismo centro de investigación dijo que 52% de usuarios de smartphone han utilizado su celular para buscar información relacionada a la salud. Los expertos están de acuerdo que esta búsqueda de información puede ser de mucha ayuda, pero solo si es usada con responsabilidad.

La popularidad del llamado ‘Doctor Internet’ hace que uno se pregunte: ¿Qué tan confiable es esta información sobre salud en la red? “Lo que sabemos es que la calidad de información sobre salud que se encuentra en Internet está mezclada. Existe información bastante buena, pero también hay información falsa”, advierte Guido Zuccon, profesor de Ciencias en la Universidad de Tecnología en Queensland, Australia, y autor del estudio Diagnostica esto si puedes.

Según la investigación de Zuccon, solo un tercio de los usuarios obtiene en Internet una respuesta acertada sobre un diagnóstico o el tratamiento adecuado para alguna enfermedad.

Existen muchos riesgos relacionados a estas búsquedas, como reforzar la hipocondría –cuando una persona cree, de manera infundada, que padece de alguna enfermedad grave– o muerte prematura de usuarios que compraron medicinas calificadas como “curas milagrosas” en Internet.

Tal fue el caso de Eloise Aimee Parry (21), de Shrewsbury, Gran Bretaña, quien murió en abril luego de tomar pastillas para “adelgazar”, que contenían dinitrofenol, un químico letal.

Entonces, ¿cómo podemos beneficiarnos del ‘Doctor Internet’? Los expertos recomiendan buscar información en páginas web confiables y que la comparen con diagnósticos o tratamientos de especialistas profesionales.
“Mi recomendación es usar Internet solo como un referente”, comenta Rowena Cullen, profesora de Administración de Información en la Universidad de Victoria de Wellington, Nueva Zelanda.

PARA BUSCAR DE FORMA CONFIABLE
La doctora Rowena Cullen señala qué criterios debemos seguir al buscar información en Internet sobre salud:

1. Propósito: ¿cuál es el propósito de esta disponibilidad de información? ¿Está centrada en venderte algo o persuadirte de tomar una decisión en particular? ¿O es objetiva y demuestra información con evidencia confiable?

2. Autor: ¿puedes averiguar quién escribió la información? Los autores nombrados ¿son calificados y tienen base en instituciones respetables?

3. Credibilidad: ¿lo que se señala es creíble y está justificado con investigaciones actuales y contrastadas?

4. Auspicios: ¿hay publicidad en la página web? ¿Está claro que la información no te quiere influenciar para comprar un producto en específico?

5. Contenido: ¿el contenido es claro, actualizado y realmente fundamentado?

6. Opciones de tratamiento: ¿todas las opciones de tratamiento, beneficios y riesgos están correctamente explicadas? ¿Se señala qué pasa si una enfermedad no es tratada? ¿Esta información está verificada por investigaciones confiables y publicadas?

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada