12 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

'Cómo mejorar tu calidad muscular y mantenerla en el tiempo', por Vanna Pedraglio

“¿Este nuevo hábito es sostenible en el tiempo? ¿Me funcionará a corto, mediano o largo plazo? Si no consigues las respuestas, es posible que no tengas la información necesaria para poder hacer un cambio real”.

'Cómo mejorar tu calidad muscular y mantenerla en el tiempo', por Vanna Pedraglio La imagen es referencial. Foto: Shutterstock

Por Vanna Pedraglio
Coach deportiva y nutricional

Tener tantas recetas para mejorar nuestra composición corporal –ya sea perder grasa o aumentarla y mantener musculatura– puede llevarnos a confusión. Se cuentan cosas como ayunar 18 horas, hacer deporte por las mañanas en ayuno, comer al menos cinco a seis raciones pequeñas diarias, hacer entrenamiento intermitente para acelerar tu metabolismo, entre muchas otras recomendaciones.

Es posible que todas funcionen de alguna manera, sin embargo, creo que ante cualquier decisión es importante y responsable hacerse las siguientes preguntas: ¿Este nuevo hábito es sostenible en el tiempo? ¿Me funcionará a corto, mediano o largo plazo? ¿Estoy dispuesto a hacerlo, me es placentero el proceso? Si no consigues las respuestas, es posible que no tengas la información necesaria para poder hacer un cambio real.

La fórmula correcta no siempre es la más fácil, pero no a todos nos gusta pasar por el proceso para conseguir el objetivo que anhelamos. Si has tomado la decisión de mejorar tu composición corporal desde hoy y para siempre, estas son las bases fundamentales para lograrlo.

1. Constancia: Debes evitar abandonar un proceso para comenzar otra vez. Ser constante y darle a tu cuerpo el estímulo recurrente es indispensable para ganar masa muscular. El aumento del músculo se debe a una adaptación contra un estrés continuo generado por el deporte. Para lograrlo, debes realizar actividad física continua por al menos 16 semanas. Sin constancia, la construcción del músculo será un proceso frustrante y contraproducente para tu salud emocional. Ten en mente que para lograr tus objetivos –aparte de una buena rutina de entrenamiento con la intensidad adecuada para adaptar tus músculos al esfuerzo–, es indispensable la correcta alimentación. Tu cuerpo no puede estar en etapa de construcción (anabolismo) y destrucción (catabolismo por falta de los nutrientes adecuados) al mismo tiempo. Te aconsejo paciencia y disfrutar del proceso siempre con la idea de lograr una mejor versión saludable de ti mismo.

2. Planificación: Querer cambiar en tres días es metabólicamente imposible. Creer que esta es la única manera para verte y sentirte bien solo trae comportamientos nada saludables, que pueden afectarte psicológicamente incorporando malos hábitos que después te costará cambiar. Más bien, determina cuál será la forma más práctica, inteligente y sana de llegar a tu meta, algo que puedas conseguir de aquí a unos seis meses o un año. Solo así disfrutarás del proceso, ganar mucha más confianza en ti mismo y mantenerte motivado.

3. Simpleza: Repito que es muy importante disfrutar del proceso. Es alucinante como tantos se resisten a este simple enfoque. Tal vez porque solo estamos contentos con lograr esa perfección que, simplemente, nunca llegará. Es importantísimo ser realistas. Si dejamos de lado los ideales impuestos por las redes sociales sobre estándares de perfección corporal, podremos conseguir un cuerpo saludable y estéticamente agradable. Para ganar masa muscular y mantenerte fit en el tiempo, lo recomendable es fácil: sé constante, planifica a largo plazo y evita las soluciones rápidas. Al seguir estas tres reglas fundamentales lograrás un cambio mental que –te aseguro– cambiará tu cuerpo y tu vida.

NOTAS RELACIONADAS

‘Cinco tips para mantener tu peso ideal’, por Vanna Pedraglio

‘¿Cómo evitar la inflamación corporal?’, por Vanna Pedraglio

‘Conceptos erróneos sobre el fitness’, por Vanna Pedraglio

‘Qué son las calorías y cómo utilizarlas a tu favor’, por Vanna Pedraglio

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada