18 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Cinco motivos por los que cambias de pareja constantemente...

Un estudio realizado en Estados Unidos explica qué características de hombres y mujeres los llevan a tener ese comportamiento.

Cinco motivos por los que cambias de pareja constantemente... (Foto: Shutterstock)

(Publimetro Chile). Para aumentar la probabilidad de tener hijos. David Schmitt y sus colegas de la Universidad de Bradley en Peoria, Illinois, han investigado los factores hacen que los hombres de todo el mundo se vuelvan grandes casanovas y las mujeres muy coquetas. El estudio fue basad en los “Big Five” – el modelo de los cinco factores de la personalidad de Allport y Odberg.

Aventureros

Los personajes extrovertidos se distinguen por su orientación hacia el exterior. Ellos son locuaces y les gusta relacionarse rápidamente con las personas además de ser los más optimistas y aventureros. Este tipo de carácter favorece a la libertad sexual y se atreven a cambiar de pareja constantemente; alguien que tiene miedo de llegar a los demás, tiene de por sí poca oportunidad de atreverse a cambiar de pareja constantemente.

Sin embargo, no toda persona extrovertida en el mundo es especialmente abierta a relaciones esporádicas – a muchos les basta con comunicar en todo momento, en lugar de irse con uno y otro a la cama. En total hay naciones cuyos miembros son más introvertidos, como Corea del Sur, Hong Kong, Japón y Etiopía quienes están menos interesado en cambiar de pareja con frecuencia.

No a los conflictos

Las personas amistosas son especialmente compasivos y serviciales, rechazan a gente de mala gana y detestan conflictos. Alguien cuya vida consiste en allanar el camino a los demás no se atreve a tener muchos amantes. Además, las relaciones de las personas que poseen poco respeto a los compromisos no son precisamente buenos conciliadores. Al parecer, en los diferentes países y continentes, la promiscuidad se asocia a menudo con un bajo grado de conciliabilidad.

Hombres y mujeres conflictivos fueron frecuentemente infieles. En general, las naciones cuyos ciudadanos son muy agradables, como la población de la mayoría de los países africanos en una comparación mundial, son menos promiscuos. Lo contrario ocurre ciertamente en las naciones conflictivas como Lituania, Argentina y otros países suramericanos.

Sentido del deber

Personas con alto sentido del deber actúan pensando muy bien en sus obligaciones y deberes, son bastante organizados, confiables y responsables. El que carece de estas cualidades, según la investigación, tienen más probabilidades de cambiar de pareja constantemente. La capacidad de ofrecer una relación exclusiva y a largo plazo, está generalmente asociada con un cierto grado de fiabilidad y responsabilidad.

La apertura a nuevas experiencias

Sorprendentemente, la relación entre la apertura a nuevas experiencias y cambiar de pareja constantemente, no es tan clara como en el caso de los otros tres aspectos de los “Big Fives”.

En los EE.UU., por ejemplo, las mujeres abiertas son promiscuas, los hombres con este rasgo de la personalidad no se interesan en cambiar de pareja constantemente. En África, una mayor apertura a nuevas experiencias se asocia más con la promiscuidad, mientras que en Asia, es al revés. En Europa, la relación de la apertura a nuevas experiencias entre hombres y mujeres no fue estadísticamente relevante.

Neurosis

La neurosis es el único rasgo de personalidad que distingue a los sexos en cuanto a su tendencia de cambiar de pareja constantemente. En EE.UU., son especialmente las mujeres neuróticas las que se interesan por mantener encuentros amorosos con muchas personas, en los hombres estadounidenses este rasgo no importa.

En el Medio Oriente, la neurosis de hombres y mujeres va asociada con las ganas de cambiar de pareja; en África son sólo los hombres neuróticos especialmente promiscuos, mientras que esta característica no tiene ningún efecto en las mujeres. En Asia, a su vez, los hombres neuróticos tienden muy pocas veces cambiar de pareja. El comportamiento de apareamiento de los europeos no mostraron una correlación estadísticamente significativa con la neurosis.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada