14 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Los cinco mitos más frecuentes que existen sobre el bronceado

Según los últimos reportes a nivel nacional, febrero será el mes más caluroso del año y podría llegar hasta 34 grados de temperatura con una radiación ultravioleta de hasta 16 puntos.

Los cinco mitos más frecuentes que existen sobre el bronceado (Foto: USI)

Andina. A propósito, Gilmar Grisson, cirujano oncólogo de la Liga Contra el Cáncer, revela los mitos más frecuentes a la hora de tomar el sol en este verano:

1. “Al inicio del verano uso un bloqueador solar con alta protección y después voy bajando”.

Es recomendable usar protector solar durante todo el año. Lo ideal es aplicar el bloqueador 30 minutos antes de salir de casa, un factor de protección UV de al menos 30. Y si estamos en la playa, retocarlo cada dos horas o inmediatamente después de salir del agua.

2. “El sol antes de las 10:00 a.m y después de las 4:00 p.m es completamente seguro y en esas horas no necesito ponerme protector solar”.

Falso. Los rayos ultravioleta UVA y UVB penetran la atmósfera y llegan hasta nosotros. Los UVB son más altos entre las 10:00 am y las 4:00 pm, en cambio los UVA se presentan durante todo el día. Ambos tipos de radiación se acumularán progresivamente en nuestra piel y puede generar cambios que con el tiempo traerá consecuencias, desde manchas, envejecimiento prematuro, hasta cáncer.

3. “Estamos protegidos bajo la sombra y los días nublados”.

La radiación se refleja sobre ciertas áreas, incluso los días con escaso brillo solar. Por lo general, el material con el que están hechas las sombrillas no son telas con filtro solar, por lo que a pesar de estar bajo la sombrilla, no debemos dejar de usar bloqueador, lentes con protección UV y ropa holgada y clara que cubre el cuerpo (ejemplo: polos o salidas de baño)

4. “Me pongo bloqueador con protector alto en la cara y no en el cuerpo”.

Otro error frecuente. No debemos olvidar que se debe proteger todo el cuerpo, no sólo las áreas que están expuestas directamente. No olvidar que la radiación se refleja por las superficies, por lo que toda área de piel expuesta debe protegerse. La radiación se acumulará más, en todas las zonas que no protejamos bien.

5. “El bronceado sin riesgos se logra en las camas solares”.

¡Falso! Las “camas solares” son dispositivos que también emiten los rayos (UV). Inicialmente se diseñaron, pensando que estos aparatos además de producir bronceado sin enrojecimiento, eran más seguros. Con el tiempo, se descubrió que también producen aumento significativo del cáncer de piel, además de ser los principales responsables del envejecimiento de la piel. Desde el 2010, son consideradas cancerígenas por la OMS y se estima que el uso frecuente aumenta el riesgo.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada