18 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Cinco cosas que pueden asustar a una mujer en la cama

Para tener una vida sexual divertida, es importante tener en cuenta los gustos de nuestra pareja. Aquí algunos consejos.

Cinco cosas que pueden asustar a una mujer en la cama Foto: Abcmujeres.com

El sexo puede ser el paraíso o el infierno, sobre todo cuando estamos por primera vez con alguien o en el camino de consolidar la madurez sexual con nuestra pareja. Si bien la mujer puede tener toda la capacidad y ganas de experimentar, hay que comunicarse y saber qué es lo que quiere, antes de asaltarla con performances que podrían terminar con la relación.

Lo nuevo: Lo primero que puede asustar a una mujer en la cama es pedirle hacer algo que nunca antes ha hecho. Dependiendo de cuanta confianza tenga en sí misma y en la pareja, la solicitud de algo que en lo que no tiene experiencia podría ponerle los pelos de punta. Lo adecuado sería que el hombre preguntara e indagara si has probado o experimentado tal cosa.

La violencia: El juego de poner las manos alrededor del cuello de la mujer y apretarla un poco puede funcionar bien, siempre y cuando se haya avisado y si es algo que de verdad provoca placer o ella lo ha pedido. Hay muchas personas que disfrutan del sexo duro, del juego violento, e incluso son muchos los que alcanzan a gozar con cierta dosis de dolor. Sin embargo, si antes del acto no han discutido las predilecciones con la pareja sexual, no será adecuado que él intente llevarlas a cabo.

Juego anal inesperado: Algunas mujeres se excitan ante la idea de la estimulación anal, mientras que otras ni siquiera lo piensan como una posibilidad. Para muchas resulta terrible.

Sexo con juguetes: Los juguetes sexuales pueden ser algo normal en una pareja consolidada, pero si se trata de una relación hay que evitar sacar la caja de juguetes e invitar a la mujer a utilizar de improviso alguno porque no se sabe qué cercanía tiene ella con ellos. La mayoría de las mujeres puede saber usar un vibrador o un par de esposas, pero si el repertorio incluye perlas anales, sogas y látigos, él debería hablar antes.

Lenguaje sucio: A la mayoría de las mujeres les gusta el lenguaje ‘hot’, sin embargo, especialmente si es una pareja nueva, no se puede decir cualquier cosa. Utilizar frases o palabras inadecuadas podrían matar la pasión. Y peor: que revelen alguna fantasía con tintes sadomasoquistas o lejos de lo que la mujer imagina como placentero, mal.

Claramente lo que asusta a una mujer en la cama podría hacer que otra se vuelva loca de excitación sexual. No es posible saber o predecir cómo va a reaccionar cada mujer a los fetiches o prácticas sexuales del hombre, hasta que pregunten.

Toda mujer con cierto grado de experiencia o apertura mental no tendrá problemas en hablar sobre estos temas, pero si una vez que fueron hablados a ella no le parecen, hay evidencia suficiente para pensar que no hay compatibilidad sexual con ese hombre.

Vía Publimetro Chile

.-

¿Cuál fue tu primera red social?

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada