21 de septiembre de 2018
Redacción Publimetro |

Calatos felices [OPINIÓN]

Los turistas que pasean por donde vivo se toman fotos con ella (…) algunos piden tocarla y se quedan extrañados por la textura de su piel.

Calatos felices [OPINIÓN] (Foto: Difusión)

POR ZOË MASSEY
Fotógrafa
@ZoePix

Maja es mi perra sin pelo peruana. Ella es pelada con mechones rubios y llegó a mi vida hace 8 años gracias a una gran amiga que confió que la cuidaría bien (e ilusamente pensó que si yo la tenía, la podría ver seguido; y bueno, eso segundo no pasó mucho). Maja es caliente, es más pegada a las personas que a otros perros, no juega mucho; pero observa todo y cuando ve a otro perro calato caminando por la calle, corre a su encuentro. Como si se reconociera en otros. Los turistas que pasean por donde vivo se toman fotos con ella; mientras yo pienso que debería cobrar “uan dólar” cada vez que esto sucede. Algunos piden tocarla y se quedan extrañados por la textura de su piel. Por otro lado, varios peruanos, paisanos de la propia Maja, la ven y dicen: “¡Ay, qué feo perrito!”. Yo, como buena madre, respondo: “¿Cómo que no te has mirado al espejo últimamente no?”. Sí, puedo ser atroz si te metes con los míos.

Claudia Gálvez es la presidenta de la Asociación Amigos de los Perros sin Pelo del Perú. No solo es una amorosa con ellos, sino que es tremenda rescatista, protectora y tal vez una de las personas que más sabe de estos perritos (porque, aunque no lo crean, no muchos veterinarios saben tanto de enfermedades propias de la raza, curas, tratamientos, etc.). Bueno, Claudia viene dictando pequeños talleres sobre crianza de perros peruanos, sobre cómo cuidarlos mejor, entrenarlos y –muy importante– sobre alergias y temas de piel. Para saber más de todo esto, a ella la puedes encontrar en Facebook y seguir sus publicaciones al respecto.

La fotógrafa Elsa Estremadoyro viene hace 10 años registrando con su cámara al perro peruano. Ella ahora muestra una recopilación de su trabajo en el Centro Cultural de la Universidad del Pacífico. Aquí no solo verás fotografías de su colección, sino también evidencias de la existencia de esta especie desde tiempos precolombinos, con cerámicos y dibujos que van desde Guamán Poma de Ayala hasta gráfica contemporánea. Elsa comenta que más que una exposición, esto “es un tributo no solo al perro peruano, sino al sentimiento que ha despertado quien lo acoge”. ¿Y cómo nace esta serie de fotos? Justamente porque, así como no hay muchos veterinarios expertos en perros peruanos, tampoco había un registro fotográfico de esta especie.

El perro peruano fue declarado Patrimonio de la Nación en el año 2001. El Instituto Nacional de Cultura dispuso entonces la presencia de algún ejemplar en todos los museos de sitio y zonas arqueológicas de la costa peruana que cuenten con las condiciones necesarias que permitan su desarrollo natural y su crianza. Y mientras escribo esto, un lunes por la noche, Maja, con sus tres grados más de temperatura corporal, me calienta los pies en la cama.

Anda a la muestra y aprende más de esta hermosa raza peruana. Y si quieres uno que sea porque es lindo, porque es un buen compañero y tú serás también un compañero para él. No te hagas de un perro sin pelo peruano porque es “medicinal”: no son remedios, son animalitos con vida. Respetemos esto.

Si quieres uno, contacta a Claudia y adopta. No te vas a arrepentir jamás (digo, aparte de un genial compañero de por vida, tendrías en casa un patrimonio nacional).

‘Can nuestro’

Dónde:
Centro Cultural de la Universidad del Pacífico (Jr. Sánchez Cerro 2121, Jesús María)

Cuándo:
De lunes a sábado de 9 a.m. a 9 p.m.

Ingreso libre

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada