17 de octubre de 2018
Redacción Publimetro |

'Bienvenido a la realidad, pero aumentada', por Renato Tello

“Sin duda alguna, la realidad aumentada representa un proceso de transformación digital que ya ha empezado a adherirse dentro de las estrategias de negocio de grandes compañías a nivel mundial.”

'Bienvenido a la realidad, pero aumentada', por Renato Tello Foto: Shutterstock

Por Renato Tello
MBA|Ingeniero
@renatotellob

De vuelta a la realidad. Esta es una de las frases más desgarradoras y lamentables que, por lo general, suele ser viralizada en alguna red social luego de algún viaje placentero lleno de vanidad y sorpresa constante. Y es que sí, regresar a la realidad o a la monotonía a veces es lo que menos deseamos. Así, bajo esta premisa y con la ayuda, claro está, de la agigantada evolución tecnológica es que nos permitimos adentrarnos a mundos virtuales con mayor frecuencia y en hordas cada vez más grandes. Y es justamente la interacción innovadora entre el mundo real y virtual la que ha dado paso a la concepción de una tecnología con enorme potencial: la realidad aumentada.

La realidad aumentada, por definición, está constituida como la combinación del mundo real con el virtual a través de un mecanismo puramente informático, el cual, añade datos interactivos que mejoran sustancialmente la experiencia del usuario. Si bien esta tecnología fue concebida el siglo pasado y ha sido desarrollada y robustecida desde entonces, no fue hasta la fiebre nostálgica y masiva de uno de los videojuegos más emblemáticos simulados en aplicaciones móviles, en donde la realidad aumentada obtuvo su mayor condecoración. Claramente, dicho videojuego fue Pokémon GO.

Y es que basta recordar cómo fuimos, y me incluyo, embelesados e hipnotizados por esta especie de asalto tecnológico que nos tomó como rehenes. La gran acogida del videojuego revolucionó el mercado de aplicaciones móviles hasta ese momento. La sola idea de encontrar un Pikachu en el jardín de la casa o un Bulbasur en alguna zona peligrosa de la ciudad, definitivamente, generaba pasiones en grandes y chicos. No obstante, era la realidad aumentada la que nos permitía alterar esa realidad tangible y ser capaces de visualizar un Pokémon justamente delante nuestro con la ayuda del smartphone.

Sin embargo, la realidad aumentada posee numerosas aplicaciones y con impactos tremendamente útiles, sin menospreciar, evidentemente, sus fines meramente recreativos. Así, por ejemplo, en el ámbito de la educación, existen aplicaciones que permiten a los alumnos disfrutar de interfaces interactivas que reaccionan a marcadores en cuadernos, cuando estos son señalados, brindando imágenes tridimensionales a través de los dispositivos móviles. Por otro lado, en el apasionante mundo del deporte, ciclistas y runners pueden ya explorar sus rutas en cualquier superficie. Así, mientras avanzan fatigados por el recorrido, son capaces de prever alguna curva o sus próximos movimientos.

Ciertamente, los sectores más representativos y que mejor han acogido a la realidad aumentada son el diseño y la publicidad. Por el lado del diseño, específicamente, el de interiores, ha visto en esta tecnología la “vaca lechera” en términos lucrativos. Y es que mostrarles a los clientes en tiempo real cómo quedará la ampliación de su casa, o cómo se verá el nuevo sillón con la decoración representa un gran valor añadido. Por otro lado, en el campo publicitario, los beneficios son aún mayores, lo cuales van desde probarse virtualmente ropa hasta apreciar cómo se verá una activación o campaña propagandista en una determinada calle.

Sin duda alguna, la realidad aumentada representa un proceso de transformación digital que ya ha empezado a adherirse dentro de las estrategias de negocio de grandes compañías a nivel mundial. Las posibilidades que esta tecnología ofrece son ilimitadas y su impacto considerablemente amplio. Es probable que, dentro de poco, la realidad deje de ser dura y nos permita vivir aquello que hayamos anhelado.

GAME OVER.

NOTAS RELACIONADAS

‘Seguridad y confianza: blockchain’, por Renato Tello

‘El Perú: tierra anhelada’, por Renato Tello

‘La impresión 3D como herramienta pedagógica’, por Renato Tello

Blockchain: qué es y cómo funciona

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada