14 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

Economía: Así detectan las mentiras en una entrevista de trabajo

Cuando una persona esta presentando una entrevista de trabajo, los nervios pueden hacer de las suyas. Y aunque usted tenga claro lo que debe decir, puede que alguna mentira con o sin intención se le escape.

Economía: Así detectan las mentiras en una entrevista de trabajo (Foto: Shutterstock/Referencial)

Rita Karanauskas, experta que dicta en la Universidad del Rosario el diplomado Habilidades y Técnicas en la Detección de Mentiras, y asesora empresas en selección de personal y casos de robo y estafa, asegura que cuando una persona está mintiendo, el miedo y el estrés lo delatan a través de las palabras, el lenguaje corporal o la expresión facial.

Detectar una mentira que se dice intencionalmente requiere de un estudio serio y profundo del comportamiento humano. Pero según ella las mentiras o engaños en un 99% vienen antecedidas de ciertas señales.

Por ejemplo, personas que presentan cambios repentinos en sus rutinas diarias o en sus hábitos y en su expresión verbal y no verbal. “Al observar estas señales con atención, podemos darnos cuenta que hay fichas que no encajan y que nos indican que algo no anda bien”, comentó.

Por eso acá les presentamos las tres claves por las cuales pueden detectar si usted está mintiendo:

Percibir el lenguaje corporal: Expertos recomiendan, más que buscar signos de estrés o nerviosismo, detectar cuando la persona toma mucho tiempo para procesar su respuesta. Sostener una mentira requiere pensar el doble para mantener la coherencia de las palabras y los hechos, recordar la historia y expresarla de forma convincente, por lo que seguramente se tardará en contestar o pedirá la repetición de la pregunta.

Revisar personalmente el currículum: Aunque suele pensarse que la entrevista es para conocer otras cualidades del candidato no expresadas en su hoja de vida, esta es la mejor oportunidad para verificar la información suministrada.

Preguntar por la formación académica, la experiencia laboral y los conocimientos permite detectar contradicciones en tiempos y lugares. Esta revisión no necesariamente debe ser en orden cronológico; por el contrario, si salta hacia el pasado o futuro intempestivamente implicará un esfuerzo mayor para el candidato.

Realizar preguntas abiertas y profundizar en los detalles: Por ejemplo, indagar por su comportamiento en situaciones pasadas, solicitando ejemplos de cómo ha actuado ante la aparición de problemas en sus trabajos anteriores. Lo ideal es solicitar la información más completa y detallada, pues así enfrentarán el riesgo de salirse del discurso elaborado en el currículum escrito.

Vía Publimetro Colombia

.-

¡A la cañita dile no!

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada