24 de mayo de 2018

Temas del día

Fernando Pinzás |

Aruba, más allá de sus playas: una visita al mariposario

El Butterfly Farm de la isla tiene 350 distintas especies de mariposas.

Foto 1 de 8
Aruba, más allá de sus playas: una visita al mariposario

Aruba tiene lugares turísticos interesantes, además de sus playas de ensueño, como el mariposario.

Aruba tiene lugares turísticos interesantes, además de sus playas de ensueño, como el mariposario.

Por: Fernando Pinzás
Además de sus bellas playas de mar turquesa y arena blanca, la cálida Aruba tiene uno de los pocos mariposarios del Caribe y de Latinoamérica. El Butterfly Farm de la isla tiene 350 distintas especies de mariposas traídas de Asia y América Latina, donde son cuidadas y alimentadas y donde pueden reproducirse en buenas condiciones.

El Butterfly Farm se creó a iniciativa de los ingleses Willian Slayter y Johan Coward en la isla de Saint Martin en 1994 y luego abrió una nueva sede en Aruba, en 1999, que es administrada por una pareja de esposos canadienses.

Entre las mariposas que se pueden apreciar está la famosa Mariposa Búho, cuyas alas parecen tener tatuados los ojos de esta ave, lo cual les sirve como método de camuflaje para así librarse de los depredadores.

Entre la gran variedad de estos insectos, están los que proceden de la selva amazónica y que prefieren las frutas, mientras que los de climas tropicales prefieren beber el polen. Un detalle curioso es que las que prefieren las frutas a veces pueden embriagarse al beber de las frutas caídas y fermentadas por el sol. Es fácil darse cuenta de una mariposa borracha: estas vuelan en zig zag, o simplemente, no pueden volar. Durante el recorrido, los guías explican la variedad y las costumbres de las mariposas. Su labor es recoger las orugas para llevarlas a un cuarto especial donde crecen y se convierten en crisálidas. Estas son llevadas a unas cajas especiales donde crecen y, finalmente, se convierten en adultas.

Algunas crisálidas son particularmente hermosas, como las de la monarca. Hay además especies de polillas, como la gigantesca Atlas. A diferencia de las mariposas, las polillas mantienen sus alas abiertas en todo momento y salen solo de noche.

Hay además una tienda de merchandising y memorabilia para gente de todas las edades. El ingreso para adultos es de 15 dolares, para niños es 8 dólares y para menores de 4 es entrada libre. Además, se les da una tarjeta con la que pueden volver al mariposario cuando quiera.

Por Fernando Pinzás

NOTAS RELACIONADAS

Aruba considerada entre las mejores playas del mundo

Beneficios del aloe vera para tu salud, un remedio natural y seguro

Instagram: Kate Upton sufre aparatosa caída al posar en sexy bikini

Nuevo video de J Balvin junto a Anitta y Jeon se ubica en tendencias en Youtube

Tags

Más Fotogalerías

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO