15 de diciembre de 2018
Redacción Publimetro |

Año Nuevo: Consejos para evitar los malestares de la celebración

Si queremos disfrutar con tranquilidad las fiestas de fin de año lo mejor es cuidarnos en los días previos, dándonos algunos gustos pero de manera moderada reduciendo las posibilidades de subir de peso y de tener los malestares propios del consumo de bebidas alcohólicas.

Año Nuevo: Consejos para evitar los malestares de la celebración (Foto: Shutterstock)

Andina. La nutricionista Jenny García, de Sanna división ambulatoria hace algunas recomendaciones que le servirán para disfrutar del brindis del 31 de diciembre sin culpa alguna.

Nunca beba con el estómago vacío. Antes de comenzar con el brindis, debe comer algo y lo mejor es grasa, pero de la buena, como por ejemplo: aceitunas, almendras, nueces. La grasa presente en estos alimentos ralentiza la absorción del alcohol y evita la resaca.

Cuide su hígado. Su organismo necesita de vitaminas para poder metabolizar el alcohol, mientras que el alcohol destruye las vitaminas del complejo B. Sin estas, a su cuerpo le resultará difícil volver a estar en forma, dando lugar a la temida resaca. Puede ayudar a su hígado tomando un suplemento vitamínico que contenga las del complejo B antes del brindis.

Alterne cada trago con un vaso de agua, así evitará deshidratarse. El alcohol es un diurético, lo que significa que hace orinar más, llevando a la deshidratación. La deshidratación es una de las principales causas de síntomas de resaca como la sed, mareos y dolor de cabeza. Así, pues, cuanta más agua beba para rehidratarse antes, durante y después de beber, menos grave será su resaca.

Tome una sola clase de bebida en el brindis, espumante o vino. Mezclar bebidas es tener resaca segura. Esto es porque diferentes alcoholes contienen varios aditivos, saborizantes y otros elementos. Por otro lado, los cócteles son particularmente altos en calorías, ya que normalmente contienen dos o más alcoholes mezclados y otros ingredientes.

Lo mejor es saber cuántas calorías tienen las bebidas que nos gustan. Por ejemplo, un vaso de cerveza de 200 ml tiene 95 calorías, una copa de vino tinto 72, mientras que 70 ml de whisky equivalen a 294 calorías. La buena noticia es que una copa de champán tiene 91 calorías y una botella entera alrededor de 495 calorías, pero tenga cuidado: estas bebidas pueden marearlo muy rápido por las burbujas. Al final, todo con moderación resulta mejor.

Después de haber bebido es importante la hidratación con agua y dependiendo del nivel de resaca puede recurrir a las bebidas con electrolitos (sales).

Recuerde que a su cuerpo le costará metabolizar el alcohol. Lo mejor es descansar para reponer fuerzas.

El brindis es solo una parte de la celebración, lo mejor es disfrutar cada cosa que se come o bebe, evitando cualquier exceso que haga que nos sintamos mal.

¿Qué se debe comer al día siguiente de haber celebrado?

Después de haber disfrutado la noche del 31 es probable que sienta mucha hambre al día siguiente, pero hay que tener en cuenta los siguientes consejos:

Opte por un desayuno a base de fruta fresca o un té de frutos silvestres. Para el almuerzo puede servirse alguna carne con la ensalada fresca de su preferencia. Acompañar con refresco natural como chicha morada, limonada o carambola.

Mantener hidratado el cuerpo, bebiendo agua durante todo el día. Las frutas y verduras también contienen agua, vitaminas, minerales y fibra.

No deje pasar muchos días para retomar sus ejercicios; su cuerpo y metabolismo se lo agradecerán.

Se recomienda iniciar una dieta depurativa, siempre con guía y supervisión del nutricionista.

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada