21 de noviembre de 2018
Redacción Publimetro |

'El amor y las redes sociales', por Zendy Manzaneda Cipriani

“Otro tema aparte son las personas inseguras que nos muestran en sus cuentas de Facebook lo maravilloso que es su matrimonio”.

'El amor y las redes sociales', por Zendy Manzaneda Cipriani (Foto referencial: Shutterstock)

Mi mamá dice que en su época nadie se hubiera podido imaginar que la tecnología traería tal cantidad de separaciones de parejas. En una reunión familiar el tema salió a flote porque una amiga se está divorciando de su esposo, debido a que le encontró varios mensajes hot que mantenía con chicas mucho más jóvenes que él. Una prima nos ha contado que sus amigos, Paolo y Susana dejaron de ser enamorados porque ella le ponía muchos likes a uno de sus compañeros de trabajo. Mi primo cuenta que nunca llegó a estar con una de mis amigas porque ella mantenía las fotos de sus ex enamorados en su cuenta de Facebook. Otro primo dice que acabó con su nueva enamorada porque ella quería que le dé la clave de sus cuentas de redes sociales.

En la sobremesa de aquella reunión hablamos mucho de cómo la tecnología, y específicamente las redes sociales, tienen el poder de transparentar problemas de pareja y sacan a relucir nuestros complejos. Por ejemplo cuando no podemos entender que nuestra pareja puede y debe tener amigos, interactuar con su ámbito social y en cambio, salen a relucir lo celos, que no son otra cosa que la consecuencia directa de la falta de auto estima.
También, es muy usual que las personas ansiosas que requieren de aprobación constante, publiquen cada una de sus acciones o sus pensamientos, que incluyen los temas de pareja, y dependan de los likes y las reacciones.

Otro tema aparte son las personas inseguras que nos muestran en sus cuentas de Facebook lo maravilloso que es su matrimonio o su relación de pareja. Estas personas usualmente tienen matrimonios infelices y están empeñadas en demostrar al mundo lo contrario. Es el caso de una amiga muy cercana que cerró su cuenta de Facebook cuando se divorció. Durante años, a través de la red social, nos había mostrado a sus conocidos que su matrimonio era perfecto. Pero para nadie eran un secreto las aventuras de su marido. El tipo se enamoró de una de sus amantes y la dejó. Ella, simplemente desapareció su cuenta de la red social. Alguna vez me explicó: “Durante tanto tiempo Facebook había sido como una fantasía en la cual era feliz. Cuando todo acabó ya no tenía nada que decirle al mundo”.

Sin embargo, a pesar de todo lo que he señalado, no he dejado de pensar que en realidad, el cambio que ha desatado las redes sociales en nuestras vidas y en nuestra forma de interactuar socialmente, es mucho más compleja de lo que pensamos. Pues, así como separan, las redes sociales también unen, ya que nos permiten retomar el contacto con personas que hace tiempo que no veíamos o no sabíamos de ellas porque viven lejos, así como con amigos que hemos dejado de frecuentar y por su puesto la posibilidad de conocer gente nueva.

También, es importante señalar que las redes sociales permiten acelerar las cosas cuando dos personas se conocen y se gustan. A estas alturas muy pocas personas no han pasado varias horas mandándose mensajes con la persona que les gusta. Quién no revisa las cuentas o perfiles del otro para saber que amigos en común tienen, como es su estilo de vida o quizás saber de cosas más profundas como sus preferencias políticas, religiosas, en fin su visión del mundo.

Las redes sociales han llegado para quedarse, pero debemos ser conscientes que es una herramienta que debemos utilizar con prudencia y buen gusto, ya que puede generar muchos mal entendidos. No necesitamos publicarlo todo, ni estar pendientes de cómo tu pareja la utiliza. Si algo no nos gusta o nos parece raro, lo mejor es conversarlo. Recuerda que las redes sociales no son el problema, ya que los complejos y los dramas los generamos nosotros mismos.

Sobre la autora

Soy Zendy Manzaneda Cipriani, tengo un MBA de la UP y un Máster en Comunicación en Barcelona. Además, soy catedrática y gerente de marketing de una empresa trasnacional. Hace poco publiqué una novela titulada “las pecadoras también vamos al cielo”.

“NOTAS RELACIONADAS”

‘El rico chisme de cada día’, por Zendy Manzaneda Cipriani

‘Discutir sin hacerse daño’, por Zendy Manzaneda Cipriani

● Mario Vargas Llosa será el invitado de honor a la FIL Lima 2019

Tags

Notas Relacionadas

Ir a portada