20 de noviembre de 2017

Temas del día

Las cosas que pasan cuando eres la única mujer en un grupo de amigos hombres

Tener amigos hombres es lo mejor que te puede pasar en la vida.

Las cosas que pasan cuando eres la única mujer en un grupo de amigos hombres (Foto: Shutterstock)

Ser la única mujer en un grupo de puros hombres es como entrar a una dimensión desconocida donde te conviertes en una especie de ser todopoderoso que no le teme a los ruidos corporales más asquerosos ni a los misterios del mundo masculino.

En definitiva, estar rodeada de puros amigos hombres te hace ver la vida desde una perspectiva muy diferente al resto de tus amigas y al tiempo que “dejas de ser” una niña, te conviertes en una especie de hermana menor y una sabia consejera que todos respetan y protegen. Si esta situación te parece familiar, seguro te identificarás con estos puntos:

1. Dejas de ser una niña. Ante los ojos de tus amigos serás un ‘brother’ con senos. Esto no significa que te tratarán mal, sino que pasarás a ser alguien que les intimida a alguien en quien confían plenamente y con quien pueden hacer las bromas y travesuras más estúpidas sin sentirse juzgados porque eres chica. Quizá existan momentos en los que te sientas apenada, pero siempre terminarás riendo. Eso sí, te protegerán como si fueras su hermana menor así que ten por seguro que si alguien te hace daño, ellos serán los primeros en responder a tu llamado.

2. Tus conversaciones pasan de lo banal y lo asqueroso a lo intelectual y viceversa. El tiempo que pasas con ellos está lleno de conversaciones de todo tipo y llega un punto en el que dejan de existir filtros. Así que en un momento pueden estar discutiendo de política y al siguiente de flatulencias. Por supuesto ya nada te asusta y terminas aprendiendo cosas insólitas de los hombres. Lo mismo pasa con ellos aunque el tema del periodo los seguirá poniendo nerviosos.

via GIPHY

3. Te conviertes en su gurú del amor. Quizá seas la chica más torpe frente a los chicos que te gustan y quizá tu vida amorosa sea un desastre pero para ellos serás el mejor referente en esos temas y una doctora corazón experta. No será raro que se acerquen a ti para pedirte consejos y que los escuches. Probablemente llegues a escuchar algo asqueroso pero como mencionamos en el punto anterior, nada de eso te espantará y hasta tendrás más idea de lo que piensan lo chicos sobre el amor.

4. Te bautizan con apodos. Por alguna razón los hombres tienden a llamarse entre sí con apodos más que por sus nombres y se convierte en una especie de código de amistad importante entre ellos. Así que si estás entre puros hombres prepárate porque tu nombre no será más importante que algún apodo extraño y por más ridículo que sea, te sentirás honrada de tener uno.

5. El mejor entrenamiento a prueba de todo. Estar rodeada de puros hombres te hará todopoderosa. Las flatulencias y los mocos serán tema de conversación recurrente pero también los albures y frases de doble sentido. Quizá en un principio no entiendas del todo cuando los aplican pero llegará un punto en el que tú lo hagas y serás capaz de responder de inmediato a cualquier cosa que te digan otros.

6. Olvídate de ligar. Este punto es bastante obvio; si estás rodeada de puros hombres, es muy difícil que alguien externo se te acerque con fines de conquista. Si en algún momento llegas a tener un ligue o hasta novio, ten por seguro que estarán vigilando cada movimiento del susodicho cual hermanos mayores celosos.

7. Te muestran el lado simple de las cosas. A los hombres no les interesa hablar chisme de otras personas (y si lo hacen, se olvidan de todo a los pocos minutos), ni tampoco se desgastan en hacerle la vida imposible a otro. Si algo te estresa o te tiene ansiosa no dudes en acudir a ellos pues ten por seguro que te darán el punto de vista más práctico del mundo (por más infantil o extraño que sea) para que resuelvas tu vida.

Por Karen Hernández / Nueva Mujer

-.

Si no la necesitas, no la pidas. Controlemos el uso innecesario de los materiales de plástico

Tags

Notas Relacionadas

EL DIARIO MÁS GRANDE DEL MUNDO