Inspirado por una imagen publicada en Reddit que fue viralizada, la agrupación Charidy decidió ver cuanta gente dejaría a personas aleatorias dormir apoyados en ellos en el metro.

Esta historia comenzó con una foto. La de un hombre que se queda dormido en el hombro de un extraño en el metro de Nueva York.

La instantánea causó furor en las redes sociales e inspiró una campaña que también circula ahora por internet.

Un joven con aspecto desaliñado se hace el dormido. Otro, con cámara oculta, lo graba. Al principio, dicen los autores, las cosas parecían difíciles. “Pero, de repente, ocurrió algo especial”.

El metro de Nueva York fue el escenario escogido para esta instalación, y busca evaluar el rechazo o aceptación al contacto humano con desconocidos.