Un tierno perrito ha sido “contratado” por la aerolínea KLM para que pueda apoyar al equipo de servicio al cliente. El can ha sido entrenado para que, mediante su desarrollado olfato, pueda encontrar rápidamente al pasajero que perdió un objeto.

En el video difundido en su página de Facebook se muestra cómo este animalito llamado Sherlock genera sonrisas de los olvidadizos dueños.

También se presenta el entrenamiento que recibe: ejercicios para mejorar su agilidad y lecciones de socialización.