La pequeña Breanna sorprendió a su madre con nada menos que dos vacas en la sala de su casa. Los animales, que son propiedad de la familia, debían permanecer afuera del domicilio, pero la traviesa niña aprovechó la ausencia de su mamá.

Lo más tierno del video son las explicaciones de Breanna cuando es interrogada por su mamá. Primero señala que los animales entraron por su cuenta a la casa, pero luego cambia su versión asegurando que una de las vacas tenía su pata herida.

Las imágenes de la travesura fueron compartidas en YouTube y tienen más de 4 millones de reproducciones.