"Si Jesús viviera tendría cuenta en Facebook y Twitter", según obispo alemán

Robert Zollitsch aseguró que cualquier medio es válido para que Jesús atienda la ayuda de sus fieles.