El acoso sexual en las calles también tiene forma de piropo, señalan

Actitudes de ese tipo limitan el espacio público de una mujer, pues si un hombre teme ser asaltado en la calle, a la mujer le asusta no solo esa posibilidad, sino también ser agredida sexualmente.