No lo devolverán

Rusia se negó a enviar a Snowden a Estados Unidos, por más que la Casa Blanca le prometió no darle la pena de muerte.