Latino cambió su nombre y ahora las empresas se interesan por contratarlo

La discriminación racial no solo se limita a la vista, sino en cómo suenan los nombres de los postulantes a un trabajo.