El asesino de ancianos se enfrenta a justicia en España

Joan Vila Dilmé, para quien el fiscal pidió 194 años de cárcel, confesó sus crímenes en octubre de 2010, alegando que lo hizo por “compasión”, “porque consideraba que (los ancianos) sufrían y quería que dejaran de padecer”, según dijo entonces su abogado Carles Monguilod.