Francisco, nada que ver con la "leyenda negra" de los jesuitas

El apodo de “papa negro” se remonta a la época en la que el “superior general” de los jesuitas se había vuelto tan poderoso que era percibido como el rival del Pontífice de Roma.