'¡Qué hueso tan duro de roer!', por Milagros Agurto

¿Qué ocurriría si al mirarte al espejo en lugar de ver tu rostro y tu cuerpo vieras tus huesos como en una radiografía? ¿Te imaginas? Quizás eso te motivaría a cuidarlos más y a conocerlos un poco más, tal como ocurre con tu cuerpo y tu piel.