(Opinión) Palabra de señito

Las ideas han sido reemplazadas por las emociones. O sometidas. Al menos en el cerebro dorado de Gisela Valcárcel diciéndole en una entrevista a Milagros Leiva que en unas próximas elecciones votaría por Keiko Fujimori.