¿Humo blanco? El placer del suspenso en el Vaticano

El padre Federico Lombardi cuenta cómo fue la desesperación de los periodistas al no poder reconocer la “fumata bianca” en el 2005.