Encerraron a hijo por 30 años en una jaula por no poder costear su enfermedad

Dong Watou y su esposa han alimentado a su hijo Dong Hai a través de unos pequeños agujeros en la paredes.