Los rusos celebran ritual sagrado bañándose en agua helada

La tradición ortodoxa que rige este ritual estipula que hay que sumergirse tres veces en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo