El final de los indeseables restos de los jefes nazis

Gran parte de los dirigentes nazis han sido incinerados y sus cenizas esparcidas en el mayor secreto para evitar la peregrinación de sus simpatizantes.