¿Dejarías tu celular bajo llave por una botella de vino?

Restaurantes chilenos comienzan a promover el desuso del popular gadgets para que los comensales puedan disfrutar mejor el momento de comer.