Hambre VS. apetito: ¿cuál es la diferencia?

“A diferencia del hambre, el apetito puede ser controlado e ignorado. Es influenciado por nuestros pensamientos, por lo que podemos manejarlo para no comer descontroladamente”.