Marte pudo haber sido propicio para la vida, afirma la NASA

Roca analizada por el robot Curiosity revela que el agua que ayudó su formación tenía un pH relativamente neutro, por lo que sería bebible.