El ser humano se volvió bípedo por rocas escarpadas de África, según estudio

Hace unos seis millones de años, los homínidos se habrían sentido atraídos por los paisajes escarpados, porque ofrecían abundantes refugios.