Los perros robots, ¿los nuevos mejores amigos del hombre?

Un monje recita sutras, entre humo de incienso, por el alma de los perros robots Aibo, unos compañeros despedidos con ceremonias funerarias en un tradicional templo budista japonés.