¿Te has preguntado cómo era la vida sin Facebook?

Una agencia publicitaria europea aprovecha la última polémica de la red social para incentivar una campaña en busca de la felicidad.