Mina que sepultó a 33 personas volvería a funcionar

La venta del yacimiento, que permanece semiabandonado, fue acordada por la junta de acreedores de la Minera San Esteban, dueña de la mina, que se declaró en quiebra tras el penoso hecho.